Resultados trimestrales

Indra eleva su beneficio neto un 31% en los nueve primeros meses

El grupo tecnológico Indra obtuvo un beneficio neto atribuido de 140,7 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un aumento del 31% respecto a las ganancias de 107 millones contabilizadas en el mismo período de 2007, informó hoy la empresa.

La cifra de negocio de la multinacional española se elevó a 1.922,9 millones de euros entre los pasados meses de enero y septiembre, lo que se traduce en una progresión del 11% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

Las ventas del grupo presidido por Javier Monzón en el periodo ascendieron a 1.768,8 millones de euros, un 11% más, mientras que la cartera de pedidos alcanzó los 2.379,9 millones de euros, con un aumento del 8%.

El margen operativo sobre ventas (Ebit/Ventas) se situó en el 11,4%, frente al 11% obtenido en el mismo periodo del año anterior. Incluyendo los gastos de integración de Azertia y Soluziona, el margen operativo fue del 10% en ese periodo de 2007.

INDRA 8,64 -14,76%

Las ventas en el mercado internacional crecen un 19%

Por áreas geográficas, Indra aumentó sus ventas en los mercados internacionales en un 19%, frente al crecimiento del 8% en el mercado nacional.

En concreto, en Europa, las ventas crecieron un 12%; en Latinoamérica, un 19%; y en áreas como Asia-Pacífico, Oriente Medio y Africa, la actividad se incrementó significativamente (un 68%), de acuerdo con los planes de la compañía.

Indra confirmó que cumplirá "todos y cada uno" de los objetivos establecidos para el presente ejercicio, con un resultado atribuido del orden de 180 millones de euros, un 22% más que en el año anterior.

"La evolución esperada para el cuarto trimestre del ejercicio permite anticipar que en 2008 Indra mantendrá, un año más, unos crecimientos superiores en ventas y rentabilidad a la media del sector y de sus principales compañías, cumpliendo además todos y cada uno de los objetivos establecidos para el mismo", indicó la compañía.

Además, subrayó que durante 2008, a pesar de la peor evolución del entorno general y sectorial, ha continuado reforzando su posición de mercado, lo que le permite confiar en que en 2009 "seguirá registrando unos niveles de crecimiento y de rentabilidad diferenciales con el sector".