Juego

Los hermanos Franco exigirán en una semana la venta del 71% de Codere

Codere ya tiene fecha para la más que previsible venta de la participación de la familia Martínez Sampedro, que posee el 71% del operador de casinos y apuestas deportivas. Sus antiguos socios, los hermanos Franco, señalaron en la tarde de ayer a la CNMV que el próximo jueves 13 de noviembre exigirán la puesta en venta de los 17,8 millones de acciones propiedad de los Martínez Sampedro.

De esta forma, se abre un plazo de alrededor de una semana para que los cofundadores de la sociedad traten de llegar a un acuerdo que esquive la venta del grupo. Se trata de una nueva vuelta de tuerca, después de que el pasado viernes la familia Martínez Sampedro reconociera que no había podido hacer frente al pago de 187 millones de euros que aún adeudan a los Franco por la compra de su participación del 40% en Codere, realizada en 2006.

Aunque la venta de Codere se perfila como la única opción sobre la mesa, desde la compañía apuntaban la posibilidad de dar entrada a un nuevo socio (tanto industrial como financiero) e incluso la vuelta de los hermanos Franco al accionariado. De hecho, el pacto de compraventa que ambas familias sellaron hace dos años ya contemplaba la posibilidad de que una de ellas participara en el proceso, si éste llegaba a producirse, como así ha ocurrido finalmente.

Las intenciones de los hermanos Jesús y Joaquín Franco se hicieron públicas el mismo día que la agencia de calificación Moody's recortaba desde estable a negativa la perspectiva de Codere, ante las dudas sobre su futuro accionariado. 'La acción de Moody's se basa en la preocupación por la falta de claridad relacionada con la resolución de esta cuestión ante el actual entorno financiero y económico y sus potenciales implicaciones respecto a un cambio en su control de provisiones, de estrategia o dirección', señalaba.