Consecuencias de la crisis

Nacionalizado el Banco Portugués de Negocios

El Gobierno portugués nacionalizó ayer al Banco Portugués de Negocios (BNP), la primera víctima en el país de la crisis financiera internacional. El Gobierno tomó la decisión de nacionalizar el BPN en una reunión del gabinete el domingo, informó un portavoz del Ministerio de Economía. La agencia de noticias portuguesa reportó que BPN tenía pérdidas por 700 millones de euros (unos 894,4 millones de dólares).

El ministro de Finanzas luso, Teixeira dos Santos, anunció ayer que la nacionalización será propuesta al Parlamento, y señaló que el Ejecutivo tomó la decisión para asegurar los depósitos de los clientes de la entidad financiera, tras un Consejo de Ministros extraordinario celebrado en Lisboa.

El responsable de las Finanzas del país ibérico aprovechó la ocasión para mandar un mensaje de tranquilidad a los portugueses sobre la fortaleza del sistema bancario luso.

El ministro de Finanzas aseguró que la nacionalización, primera que se hace en Portugal desde 1975, se justifica por la situación 'excepcional, delicada y anómala por la que pasa el banco'. Texeira dos Santos dijo que el banco intervenido estaba en una situación próxima a la suspensión de pagos, y 'no ha cumplico con los coeficientes mínimos de solvencia' impuestos por el Banco de Portugal, además de no tener perspectivas a corto plazo de obtener nuevas fuentes de liquidez en el mercado.

Una vez aprobada la nacionalización, dos gestores públicos se pondrán al frente del BPN.

Funcionarios del Gobierno habían negado repetidamente en las últimas semanas la necesidad de tomar medidas para ayudar a BPN.