CincoSentidos

La vuelta al mundo en campamentos de lujo

Diez propuestas para disfrutar de la vida salvaje de Asia, África y Oceanía sin renunciar a la comodidad de los hoteles de lujo.

La vuelta al mundo en campamentos de lujo
La vuelta al mundo en campamentos de lujo

Los hoteles han dejado de vender habitaciones para vender experiencias. Especialmente en el caso de las diez propuestas de campamentos exclusivos que la consultora de viajes L4 ha seleccionado en el corazón de Asia, África y Oceanía. Espectaculares tiendas de campaña con los servicios que un cliente encontraría en un establecimiento de lujo en Londres situadas en remotos escenarios naturales. Observar reservas de búfalos o elefantes a la hora del desayuno, recibir un masaje después de un safari o bucear en el océano índico son perfectos contrastes. Es la vida salvaje vestida de lujo.

Khwai River Lodge

Cerca del río Khwai y de la reserva de vida salvaje de Moremi, en Bostwana, se encuentra este campamento con los servicios típicos de la cadena Orient Express. Desde las tiendas se pueden contemplar unas puestas de sol espectaculares a través del techo tradicional africano construido en madera y paja. A los interiores no les falta detalle: aire acondicionado, luz 24 horas, internet, baño, minibar, cama con dosel. Desde la terraza se puede contemplar la vida salvaje. En la zona abundan elefantes, búfalos, leones y leopardos. Precio: unos 750 euros (pensión completa, servicio de lavandería, safaris, bebidas).

En el campamento Damaraland, en Namibia, el agua caliente de la ducha proviene de energía solar

Longitude 131º

Situado en una zona aborigen australiana, con vistas a la piedra sagrada Ayers Rock. Dispone de 15 tiendas en las que el huésped podrá vivir Australia en privado. Servicios de un hotel de 5 estrellas -conexión ipod incluida- en mitad del desierto. Longitude 131 cuenta con piscina, bar abierto 24 horas y biblioteca. En su restaurante Dining in a Dune, los huéspedes -la comida se sirve en mesas comunales- podrán degustar la cocina contemporánea australiana. Entre las actividades, vuelos en helicóptero, paseos en camello o en Harley Davidson. Precio: 900 euros el paquete de dos noches, con pensión completa y excursiones.

Banyan Tree Maldives Madivaru

Madivaru está considerada una de las islas más bellas de Maldivas. Allí se levanta este conjunto de acogedoras cabañas alrededor de una laguna de aguas poco profundas. Las tiendas, de paredes acristaladas para disfrutar del paisaje, disponen de piscina privada. Los clientes pueden darse un masaje en el spa o realizar un crucero por las islas siguiendo a los delfines. Precio: 2.350 euros habitación/noche, pensión completa incluida.

Lugenda

Localizado en la Reserva Nacional de Niassa, uno de los mayores parques (42.000 metros cuadrados) de Mozambique. En medio de la naturaleza se confunden las ocho tiendas; ni las instalaciones, ni el servicio son tan exclusivos como otras propuestas -los ventiladores del techo sustituyen al aire acondicionado y los faroles a la luz eléctrica- pero el huésped podrá sentirse en plena África, como un explorador del siglo XIX. A orillas del río se encuentra la piscina, rodeada de hamacas que invitan a tumbarse tras realizar un safari a pie para conocer la fauna africana. Precio: 400 euros por persona y noche, con pensión completa y traslados.

Aman-I-Kha

Exclusivo campamento de la cadena Aman en las colinas de Rajastán, en la India, hogar de los últimos tigres salvajes del planeta. Diez lujosas tiendas de 108 metros cuadrados cada una, con zona de salón-dormitorio, vestidor y baño, separadas con telas de algodón egipcio. En la tienda de campaña-spa ofrecen diferentes tratamientos. Se puede acceder en descapotables al corazón del Parque Nacional de Ranthambhore, antiguo coto de caza del marajá de Jaipur, donde campan las hienas, tigres, leopardos y gacelas. También organizan safaris en camello. El hotel dispone con un servicio de evacuación en avioneta. Precio: 784 euros por habitación y día, con pensión completa.

Amanwana

Aman levanta otro campamento de lujo en la isla privada de Moyo en Indonesia. Son veinte tiendas de 60 metros cuadrados, construidas en madera, con numerosas ventanas y aire acondicionado. Una pequeña sala de estar con divanes y una mesa baja da paso a la zona de descanso, con una cama tamaño king size y mosquitera. Los clientes pueden tomar cada mañana un café en una mesa colocada en la puerta de la tienda, antes de pasar a desayunar. El hotel cuenta con un restaurante especializado en comida de fusión asiático-occidental. Los que prefieran descansar en sus playas -volcánicas y coralinas- siempre encontrarán las toallas secas y la bebida fría. Existe la posibilidad de hacer un crucero por las célebres Islas Comodo, conocidas por sus dragones. El precio es el mismo que el de Aman-I-Khas.

Savute Elephant Camp

El campamento, situado en el Parque Nacional de Chobe, ofrece la posibilidad única de observar a los elefantes en su hábitat natural. Todos los servicios de Orient Express en una zona desértica. Las normas del parque prohíben las excursiones nocturnas tanto en 4 x 4 como a pie, sin embargo, durante el día y el atardecer se puede disfrutar de paseos en vehículos especialmente adaptados. Es una propuesta idónea para combinar con otro tipo de safari. Precio: entre 420 y 485 euros por persona y noche.

Four Season Tented Camp Golden Triangle

Accesible mediante barco fluvial, rodeado por una jungla de bambú, en el punto donde se unen Tailandia, Birmania y Laos. Son quince tiendas de lujo, decoradas con objetos de artesanía y elementos que evocan el estilo de las grandes exploraciones del siglo XIX. Cada una de ellas cuenta con una terraza de grandes dimensiones para que los clientes puedan estar en contacto con el paisaje. Además de recibir un tradicional masaje tailandés, los huéspedes pueden dar un paseo en elefante, visitar a las tribus montañesas, hacer una excursión al Triángulo de Oro o disfrutar de la gastronomía (tailandesa, laosiana y birmana). Precio: 1.700 euros la habitación por noche, pensión completa.

Kangaluna Camp

En la salvaje región australiana de Gawler Ranges, a una hora de vuelo de Adelaida más otras dos de pista desértica, se encuentra este rústico campamento de sólo tres tiendas -es el menos lujoso de todas las propuestas-. La luz proviene de lámparas de baterías y el agua del cuarto de baño hay que bombearla. Las comidas se sirven en una zona común. El campamento cuenta con experimentados guías que descubrirán a los clientes los lagos salados, aunque si lo prefieren, podrán nadar junto a leones marinos. Precio: 1.400 euros por persona el paquete de tres días, incluidos traslados.

Damaraland Camp

El campamento, situado en una región montañosa del noroeste de Namibia, ha ganado diversos premios por su protección del medio ambiente. Cada una de las diez cabañas cuenta con una zona de vestidor y una amplia terraza para disfrutar del desierto africano. Las habitaciones están equipadas con caja de seguridad, minibar y ducha de agua caliente por energía solar. El campamento tiene una zona de comedor con chimenea y un bar con piscina. Se pueden realizar paseos en 4 x 4, a pie o en bicicleta para observar elefantes, guepardos y rinocerontes negros, además de flora de gran interés como la euphorbia o el llamado Árbol del Pastor. En la zona se encuentran también los grabados en piedra de Twyfelfontein, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2007. Precio: entre 340 y 470 euros por persona y noche.