Petroleras

Galp deberá vender activos para comprar las gasolineras Esso de España y Portugal

La Comisión Europea (CE) autorizó el viernes a la lusa Galp a comprar la red de gasolineras Esso en la península Ibérica a ExxonMobil, aunque exigió a la petrolera portuguesa que se deshaga de algunos activos en Portugal para evitar una reducción de la competencia.

En España, la Comisión Europea no cree que la fusión vaya a alterar la estructura del mercado, ya que hay varios rivales importantes que seguirán ejerciendo una presión competitiva sobre Galp. Sin embargo, el Ejecutivo de la UE llegó a la conclusión de que la operación podría plantear problemas en varios mercados de Portugal -venta a mayoristas de gasóleo, gas licuado de petróleo (GLP) en botellas y a granel, combustible para aviación y lubricantes-. Según explicó en un comunicado, en todos estos mercados Galp tenía importantes cuotas de mercado incluso antes de la transacción y la fusión supondría una consolidación de su posición dominante.

La desinversión incluye también personal, clientes y contratos de suministro.