Metalisteria

Egoki cierra con cuatro meses sin pagar a los 200 empleados

Egoki ha dado un paso en su proceso de abandonar la actividad productiva. La compañía guipuzcoana fabricante de tiradores para puertas ha anunciado la ampliación del ERE a toda la plantilla, unos 200 trabajadores, y el cierre de su planta situada en Irún.

Dificultades económicas y financieras, caída de los pedidos y aumento de las materias primas han sido los argumentos que ha utilizado la dirección de Egoki para proceder al cierre de la empresa. En un principio, estaba previsto que el ERE afectara a 120 trabajadores y que otros 80 continuaran con la actividad acomodándose a la producción. A este expediente, que ya está en marcha en la Delegación de Trabajo de Guipúzcoa, se suma ahora otro para los empleados que, en principio, se iban a quedar en la empresa.

Sindicatos y empresa empiezan ahora a negociar las condiciones del ajuste. La plantilla lleva cuatro meses sin cobrar. Fuentes consultadas aseguran que las centrales pretenden cerrar un acuerdo cuanto antes para poder recibir el dinero procedente del Fondo Garantía Salarial (Fogasa).

En Guipúzcoa, también la compañía Talleres Jaso ha presentado un expediente de regulación de empleo con extinción de contratos para el 20% de su plantilla. En el País Vasco varias sociedades han anunciado la puesta en marcha de medidas laborales que incluyen regulaciones de empleo temporales. Una parte de estas sociedades pertenecen al sector siderúrgico. Así Sidenor, Nervacero y la ACB reducirán turnos y producción ante la caída de la demanda. Empresas de la industria auxiliar del automóvil preparan estrategias similares.