Crisis financiera

Barclays amplía su capital para evitar el rescate del Gobierno británico

El banco británico Barclays recibirá 7.300 millones de libras esterlinas (9.305 millones de euros) de un grupo de inversores entre los que se encuentran los emiratos de Qatar y Abu Dhabi. De esta forma la entidad pretende evitar acogerse al fondo del Gobierno británico para rescatar a la banca.

La entidad, que hoy también anunció una "ligera" subida en el beneficio antes de impuestos en los primeros nueve meses del año, emitirá 3.000 millones de libras (3.822 millones de euros) en opciones sobre acciones, destinadas a esos inversores árabes, y otros 4.300 millones de libras (5.479 millones) en títulos convertibles de forma obligatoria.

De esta segunda cantidad, 2.800 millones de libras (3.567 millones de euros) irán a esos fondos del Golfo Pérsico y otros 1.500 millones de libras (1.910 millones) a actuales accionistas e inversores institucionales. De este modo, Barclays, que tras la ampliación estará controlado en más de un 30% por esos inversores del Golfo, rechaza de nuevo la liquidez ofrecida por el Gobierno británico para incrementar la capitalización de los bancos del país.

"Esta ampliación de capital ofrece seguridad y rapidez de ejecución", afirmó el consejero delegado del grupo, John Varley, en un comunicado. Por su parte, el presidente del banco, Marcus Agius indicó que esta operación mantiene al Barclays como una entidad "fuerte, independiente y bien capitalizada".

Si obtiene la aprobación de sus accionistas, el Barclays emitirá títulos de deuda por un importe de 3.000 millones de libras a Qatar Holdings y a miembros de la familia real de Abu Dhabi, que ya son accionistas del banco. Estos títulos vencerán en junio de 2019 y tendrán un interés del 14%.

De forma paralela, ambos inversores han suscrito derechos sobre un paquete accionarial por el que pagarán en total 3.000 millones de libras. Los inversores podrán ejercer esos derechos a lo largo de los próximos cinco años.

Por otro lado, Barclays emitirá 2.800 millones de libras en títulos convertibles de forma obligatoria que tendrán un interés anual del 9,75% y que pasarán a ser acciones ordinarias antes de julio de 2009. Estos títulos irán destinados a los dos inversores citados y a Challenger Universal, que representa los intereses del presidente de Qatar Holding y que es accionista del Barclays desde la ampliación de capital de 4.500 millones de libras (5.748 millones) que el grupo llevó a cabo el pasado verano. Asimismo, los actuales accionistas institucionales y otros inversores institucionales podrán optar a ese mismo tipo de títulos por un importe total adicional de 1.500 millones de libras.

Si finalmente se ejercen todos los derechos sobre acciones y se emiten todos los títulos convertibles, el miembro de la familia real de Abu Dhabi Bin Zayed Al Nahyan controlará el 16,3% del grupo ampliado, mientras que Qatar Holding poseerá el 12,7% y Challenger Universal, el 2,8%.

El Gobierno británico anunció el pasado 13 de octubre un plan de rescate del sector bancario por importe de 37.000 millones de libras (47.150 millones de euros) que le podría convertir en el mayor accionista del Royal Bank of Scotland (RBS) y del grupo resultante de la fusión entre el Lloyds TSB y el Halifax Bank of Scotland (HBOS).

Barclays, del que en un principio se rumoreó que participaría en el plan, finalmente optó por una ampliación de capital entre inversores privados, aunque se reservó entonces la posibilidad de hacerlo si fracasaban sus iniciativas. Junto a la liquidez provista, el Gobierno británico exigió a los bancos incrementar sus ratios de capital. Así, Barclays afirmó hoy que esta ampliación le permitirá cumplir esos requisitos "con seguridad" y antes de los plazos impuestos.