Futuro de la energía

Santander afirma que la banca tiene un papel importante en el sector energético

El consejero y miembro de la comisión ejecutiva del Banco Santander, Antonio Basagoiti García-Tuñón, señaló hoy que el sector financiero tiene que jugar un papel importante en el energético y canalizar convenientemente la financiación necesaria para nuevos proyectos, apoyando productos "óptimos, no tóxicos".

Basagoiti intervino en la clausura de las jornadas 'El futuro de la energía', patrocinadas por el Santander, que ha tenido lugar hoy en la Cámara de de Comercio de Cantabria. El consejero del Santander se refirió a la energía como "un sector clave que interesa al conjunto de la sociedad, a los individuos y a las empresas" y describió unas perspectivas de futuro muy marcadas por el aumento de la demanda.

Según sus datos, el consumo de energía va a aumentar considerablemente, debido a las necesidades de países como China, donde circulan 15 vehículos por 1.000 habitantes frente a los 50 de Europa. "Viene un futuro muy diferente", señaló, donde "los precios tampoco serán los de antes".

Basagoiti se refirió a la energía como un elemento estratégico, que no es únicamente "un tema de moda", sino que "tiene que ver con el equilibrio internacional" y, en su opinión, requiere una respuesta a escala mundial.

Respecto a las fuentes energéticas, apostó por "un mix en condiciones" sin "demonizar ninguna fuente de energía", en el que continúen las energías tradicionales, pero se cuiden las renovables. Esto es especialmente importante en España, que es "muchísimo más dependiente del exterior que otros países y las subidas de precios nos afectan más".

Por último, calificó el déficit de tarifas de "incongruencia absurda" que era preciso solucionar y pidió que "el consumidor perciba el valor real de este producto" para poder exigirle un mayor ahorro en el consumo.

Con anterioridad a Basagoiti, el director de las jornadas, José Luis Díaz, a modo de conclusiones, señaló que el carbón es "una energía muy abundante y muy diversificada que va a seguir desempeñando un papel esencial" pero cuyo futuro depende de mejoras medioambientales y en eficiencia.

Respecto a la nuclear, dijo que en España "era necesario un pacto político" por este tipo de energía, con el que "va a haber que contar lo queramos o no"; el gas natural licuado (GNL) es, para Díaz, "una gran energía de futuro, con muchas ventajas pero que requiere inversiones fabulosas"; y respecto a las renovables, alabó el éxito obtenido por la eólica y la fotovoltaica, pero que advirtió que estaba por ver si alcanzaban costes competitivos.