Sin acuerdo

Marsans da por zanjada la negociación con Argentina por la venta de Aerolíneas

Marsans dio por terminada la negociación con el Gobierno argentino por la venta de su controlada Aerolíneas Argentinas y pidió el arbitraje previsto por el acuerdo de partes de julio pasado, informaron hoy fuentes del grupo español.

"Las negociaciones se venían dilatando sin ningún sentido, porque ya está claro que hay grandes diferencias sobre el precio" de la compañía, dijo a Efe Jorge Molina, portavoz de Marsans en Argentina.

El acuerdo de compra venta, firmado el 17 de julio pasado y que el Parlamento argentino no convalidó, establece que una consultora de prestigio internacional determine el precio de Aerolíneas y su subsidiaria de vuelos domésticos Austral en caso de discrepancias entre las partes, que se comprometen a acatar este arbitraje.

La decisión del grupo español se conoció en medio de una protesta por mejores salarios de la Asociación del Personal Aeronáutico, que causó demoras en los vuelos de la aerolínea de bandera por la falta de atención a los pasajeros y el acarreo de maletas.

Molina confirmó que la decisión de poner fin a las negociaciones fue comunicada anoche al Gobierno argentino por medio de una carta firmada por Vicente Muñoz, director corporativo de Marsans. Señaló que el grupo español ha propuesto "un listado de consultoras de reconocido prestigio internacional" en el negocio aeronáutico para dirimir la cuestión.

Sin respuesta de Argentina

El Gobierno argentino no ha respondido a esta comunicación y sus portavoces señalaron que está a la espera de una serie de explicaciones que le pidió al banco Crédit Suisse, contratado por Marsans para determinar el valor de Aerolíneas y Austral.

El acuerdo de compra venta no ha sido avalado por el Parlamento, al aprobar en septiembre pasado una ley para la repatriación de la aerolínea de bandera en base al precio que calcule el Tribunal Nacional de Tasaciones.

La semana pasada, el organismo estatal argentino dictaminó que Aerolíneas Argentinas y Austral tienen activos por 239 millones de dólares y pasivos por 1.071 millones de dólares, lo cual arroja un valor negativo de 832 millones de dólares. La auditoría encargada por Marsans al Crédit Suisse estableció en cambio que el valor de ambas compañías oscila 330 y 546 millones de dólares.

El Gobierno argentino ha desmentido rumores sobre la expropiación de la aerolínea de bandera, mientras que las principales fuerzas políticas de la oposición sostienen lo contrario. Marsans ha dicho en varias ocasiones que recurrirá al tribunal arbitral del Banco Mundial en caso de que la compañía sea expropiada.

El presidente de la Auditoría General de la Nación, Leandro Despouy, acudirá esta tarde al Parlamento para informar sobre la situación patrimonial de Aerolíneas Argentinas y Austral.