Resultados

Deutsche Bank sorprende al mercado con sus resultados: sube un 17% en Bolsa

Las acciones de Deutsche Bank se han disparado un 17,7% después de publicar sus resultados trimestrales. La entidad alemana ha registrado un beneficio neto en el tercer trimestre de 414 millones de euros, un 72,8% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Deutsche Bank ha sorprendido al mercado al registrar beneficios en lugar de pérdidas como esperaba. El banco alemán ha registrado en el tercer trimestre del año unos beneficios de 414 millones de euros frente a los 1.600 millones de euros de un año antes, lo que supone un recorte del 72%. Las nueva normas contables han favorecido a la entidad alemana. En cuánto a los nueve primeros meses del año, el banco alemán bajó en los nueve primeros meses del año el beneficio neto hasta 918 millones de euros (1.165 millones de dólares), un 83%.

Según informó hoy la entidad de crédito, Deutsche Bank se libró de los números rojos en el tercer trimestre gracias a la modificación de la normativa contable aprobada por la Comisión Europea (CE) que le permitió no registrar en sus libros algunas depreciaciones de activos. Las depreciaciones fueron en el tercer trimestre del año de 1.200 millones de euros (1.584 millones de dólares).

Deutsche Bank tuvo que depreciar créditos apalancados, valores respaldados por hipotecas, inmuebles comerciales y otras posiciones. El mayor banco alemán en activos logró en el tercer trimestre una ganancia neta de 414 millones de euros (546 millones de dólares), casi cuatro veces menos que en el mismo periodo de 2007, también gracias a la devolución de impuestos por valor de 321 millones de euros (423 millones de dólares).

Con la nueva "Clasificación de los activos financieros", los bancos europeos pueden sacar de sus libros contables activos que no pueden vender en estos momentos debido a la crisis con la condición de que no los vayan a vender en un periodo de tiempo previsible.

De este modo, esos activos no son valorados según los precios actuales en el mercado, lo que ha producido elevadas depreciaciones los pasados trimestres. Esta nueva calificación de activos, permitió a Deutsche Bank evitar depreciaciones por valor de 845 millones de euros (1.115 millones de dólares).

El presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann, dijo en un comunicado que "el tercer trimestre estuvo caracterizado por una considerable intensificación de la crisis de crédito en septiembre" (tras la quiebra de Lehman Brothers) y que a pesar de estas condiciones extraordinarias la entidad de crédito tuvo beneficio.

Además, Ackermann consideró que "después de un periodo de excepcionales turbulencias en los mercados, las perspectivas siguen siendo desafiantes, ya que las condiciones en los mercados de valores y de crédito son muy difíciles".

Los ingresos por intereses y similares de Deutsche Bank cayeron en los nueve primeros meses del año un 10 por ciento, hasta 43.882 millones de euros (57.924 millones de dólares), frente al monto de igual periodo del pasado año.

Deutsche Bank sufrió en el primer trimestre las primeras pérdidas trimestrales desde hacia cinco años (141 millones de euros) por las depreciaciones de activos. Desde el pasado año las depreciaciones de Deutsche Bank ascienden a 8.500 millones de euros (11.220 millones de dólares). En el segundo trimestre del año, el buen comportamiento de la banca privada de Deutsche Bank y la venta de participaciones (Daimler, Allianz, Arcor) permitieron a la entidad permanecer en la zona de beneficios.

A comienzos de septiembre, Deutsche Bank, compró una participación de casi el 30 por ciento del Postbank para fortalecer su división de banca minorista en una operación que supone un nuevo gran paso en el cierre de la consolidación de la banca privada de Alemania.

En la Bolsa alemana, Deutsche Bank se ha revalorizado un 17,7%, convirtiendose en el mejor valor del EuroStoxx 50.