Aerolíneas

Spanair cede con el colectivo de rampa para pactar un ERE consensuado

Spanair ya ha conseguido lo que su dueño, el grupo escandinavo SAS, le venía exigiendo para dar su apoyo a la compañía. Los directivos de la aerolínea lograron ayer un acuerdo sobre el expediente de regulación de empleo (ERE para 1.000 empleados) con los trabajadores de rampa, el único grupo que faltaba por suscribirlo.

Tras casi dos semanas centradas en la negociación con este colectivo, la dirección llegó ayer a un acuerdo con los sindicatos centrales, CC OO y UGT en el que, según los agentes sociales, se 'mejora notablemente' sus condiciones iniciales de despido de este grupo de empleados. En el pacto definitivo de handling se igualan prácticamente las condiciones ofrecidas a este colectivo con las de los otros cinco grupos de trabajadores. Entre otras medidas, se reduce el número de despidos al pasar de 186 empleos a 88 y se les ofrece las mismas indemnizaciones por traslado que a los trabajadores de vuelo (4 meses de salario y 9.000 euros). Además, optarán a una recolocación diferida, con lo que tras dos años de desempleo, podrán volver a la empresa.

El cierre de estas conversaciones supone el punto de inicio para presentar el ERE definitivo a la autoridad laboral, algo que inicialmente se había fijado para el 14 de octubre. Ahora, según confirma la compañía, sólo queda que las asambleas de empleados ratifiquen los acuerdos firmados por sus representantes.

A lo largo del proceso de negociación han existido dos elementos que han ido frenando las negociaciones: la discusión interna entre el comité de empresa y las centrales sindicales sobre quién debía representar a los trabajadores ante la empresa y la negativa de SAS de firmar ningún documento de refinanciación de la española hasta que no estuviese aclarado el ERE. Ayer el grupo escandinavo aceptóredactar una declaración en la que se compromete a garantizar las ayudas a la aerolínea española a corto y medio plazo.

Acuerdos generales

En la reunión de ayer también se lograron acuerdos para todos los trabajadores de la empresa. La congelación salarial establecida en el plan de viabilidad no afectará a los que cobren menos de 18.000 euros al año, que tendrán una revisión del 2% al año.