Movimientos corporativos

Luz verde de los accionistas de Campofrio a la fusión con Smithfield

La junta extraordinaria de accionistas de Campofrío aprobó hoy por unanimidad la fusión por absorción de la compañía alimentaria con Groupe Smithfield Holdings (GSH), la filial europea del grupo estadounidense Smithfield.

El próximo paso en la integración, que se prevé esté completa a finales de 2008, es que Campofrío realice una ampliación de capital de 49,57 millones de euros por la que emitirá el mismo número de acciones nuevas con un valor nominal de 1 euro.

Esta operación, que supondrá un 48,5% del capital social de la nueva compañía, irá a parar a manos de GSH. Campofrío por su parte mantendrá el control sobre el 51,5% restante, además de ocupar algunos puestos clave en el consejo como la presidencia.

La fusión está pendiente de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) exima a GSH de lanzar una Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre el 100% de Campofrío, dado que rebasará el 30% de los derechos de voto. A este respecto, el presidente de Campofrío, Pedro Ballvé, se mostró convencido de que el organismo supervisor eximirá al grupo británico de lanzar una OPA, dado que se trata de una fusión "guiada por intereses comerciales".

Campofrío dijo el pasado junio, fecha en que se anunció la fusión que dará origen a un grupo cárnico paneuropeo con presencia en Francia, Portugal, Reino Unido, Alemania, Italia, Rusia y Rumania, además de en España, que ambas compañías se beneficiarán de unas sinergias de 40 millones de euros.

La compañía española explicó entonces que el nuevo grupo tendrá unos ingresos de 2.100 millones de euros y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 190 millones de euros.