Reducción de costes

ONO prevé recortar su plantilla en 1.300 personas para hacer frente a la crisis

El operador de cable ONO ha decidido recortar su plantilla en un 30% mediante un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que afectará a un máximo de 1.300 empleados, con el que la compañía pretende hacer frente a la crisis económica y mejorar la oferta a sus clientes.

La compañía que preside Eugenio Galdón aseguró en un comunicado que ya se ha puesto en contacto con los representantes sindicales de sus trabajadores para explicarles este plan, "diseñado para hacer frente al drástico empeoramiento del entorno macroeconómico".

La estimación inicial de ONO es que el ERE afecte a un máximo de 1.300 empleados, lo que representa el 30% de la plantilla, compuesta por 4.300 trabajadores. En los próximos días, ONO tiene previsto determinar la fecha de convocatoria formal de apertura del periodo de consultas y de la constitución de la mesa negociadora.

"A pesar de sus esfuerzos por mantener el empleo durante 2007 y en la primera parte de 2008, el agravamiento del entorno y las malas perspectivas macroeconómicas obligan a la compañía a tomar esta dolorosa medida", señaló.

El futuro plan de ONO contempla una reducción de los costes "acorde con la caída de la actividad en el actual contexto del país", así como medidas para incrementar la calidad del servicio y la atención a los clientes. Además, dentro de este plan, la compañía acordó en julio con el sindicato de bancos una mejora de las condiciones de la financiación por 3.600 millones que obtuvo en 2007.