Datos macroeconómicos

La economía británica se dirige hacia la recesión tras su primera contracción en 16 años

El Producto Interior Bruto (PIB) británico se redujo un 0,5% en el tercer trimestre, la primera caída en 16 años, según las cifras preliminares de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, siglas en inglés) dadas a conocer hoy, que ponen de relieve que Reino Unido se aproxima a la recesión económica.

Esta contracción trimestral es la primera que se produce en la economía británica desde el segundo trimestre de 1992. Sin embargo, en términos interanuales, el PIB registró un incremento del 0,3% frente al 1,5% del segundo trimestre. Los datos presentados hoy por la ONS empeoran las previsiones del mercado, que esperaba un descenso del 0,2% y un incremento anual del 0,5%.

El pasado miércoles, el primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, admitió que la crisis económica mundial "probablemente causará recesión" en el Reino Unido. Hasta ese momento, Brown se había resistido a usar la palabra "recesión". Brown se decidió a utilizarla después de que el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, reconociera el martes por primera vez que el país "probablemente" entrará en recesión debido a la actual crisis financiera. "Ahora parece probable que la economía del Reino Unido está entrando en una recesión", afirmó el gobernador durante un discurso pronunciado en Leeds (norte de Inglaterra).

Por actividades, tanto la producción industrial como la manufacturera cayeron un 1% entre el segundo y el tercer trimestre, mientras que la construcción lo hizo en un 0,8%. La producción total del sector servicios cayó el 0,4%-la distribución, los hoteles y los restaurantes decrecieran el 1,7%-, y el sector financiero y de negocios, el 0,4%.

Perspectivas negativas

El Instituto Nacional para la Investigación Social y Económica (NIESR) pronosticó esta semana que la economía del Reino Unido decrecerá un 0,9% en 2009 (lo que supondría el primer año completo de recesión desde 1991), con una caída generalizada del consumo y la inversión.

Asimismo, la agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) afirmó también que la economía británica retrocederá un 0,2 % en 2009, tras crecer un 1% este año, mientras que la firma asesora de servicios Ernst & Young ITEM Club pronosticó para el año que viene un retroceso del 1%.