Materias primas

El temor a una recesión mundial lastra la cotización del crudo

Los futuros de petróleo han perdido posiciones en la jornada por el temor a que una recesión económica mundial aplaste la demanda por combustibles, lo que limitaba el impacto de un probable recorte de la producción de la OPEP. En concreto, el barril de Brent, de referencia en Europa, cae un 2,97% hasta los 69,89 dólares.

Por su parte, el barril de Texas, de referencia en EE UU, recorta un 4,79% hasta los 70,69 dólares. La caída se producía en momentos en que las acciones estadounidenses retrocedían, ante la preocupación de que las ganancias empresariales disminuyan por la menor demanda de los consumidores.

"Los precios del crudo han caído por inquietudes acerca de la demanda, y la debilidad está siendo exacerbada por datos económicos bajistas", dijo Kyle Cooper, director de investigación de IAF Advisors.

La demanda total de Asia por crudo de Africa Occidental cayó en noviembre un 27%, a 918.000 barriles por día (bpd) desde 1,25 millones de bpd de octubre, ya que disminuyó la demanda de India, Indonesia y Taiwán, según operadores.

El mercado de petróleo ha retrocedido un 50% desde que tocó a mediados de julio un récord de más de 147 dólares. La baja se produjo por un descenso de la demanda en Estados Unidos, el mayor consumidor de energía del mundo, y en otros países industrializados golpeados por la crisis crediticia.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo se reunirá el viernes en Viena. Se espera que el grupo de productores reduzca la producción para defender los precios y moderar los efectos de la crisis financiera.

Irán ha afirmado que una caída en la demanda podría llevar a la OPEP a recortar la produción entre 2 millones y 2,5 millones de barriles por día (bpd), mientras que otros miembros han dicho que se necesitaría una reducción más pequeña.

"Un recorte de alrededor de 2 millones de barriles por día sólo contrarrestará la cantidad de demanda de Estados Unidos que se ha perdido interanualmente", dijo Edward Meir de la correduría MF Global.

"Esto no deja barriles extra para contrarrestrar la evaporación de la demanda que casi con certeza está teniendo lugar en otros mercados", agregó.

Los inventarios estadounidenses de petróleo crudo habrían aumentado en 2,3 millones de barriles la semana pasada, según un sondeo preliminar de Reuters antes de la difusión del miércoles de los datos sobre energía del gobierno de Estados Unidos.

El sondeo también arrojó pronósticos de un incremento de 100.000 barriles en las existencias de destilados, que incluyen al combustible para calefacción y al diésel, y un crecimiento de 2,1 millones de barriles en los suministros de gasolina.