Crisis inmobiliaria

Corredor ve "razonable" alargar el plazo de las cuentas de ahorro vivienda

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, considera "razonable" prorrogar los plazos de vencimiento de las cuentas ahorro vivienda que ofrecen las entidades financieras, dada la actual situación del mercado inmobiliario. En rueda de prensa para presentar los presupuestos de su departamento, la ministra ha querido dejar claro en todo caso que "no es una cuestión que entre en la competencia del Ministerio de Vivienda".

"No me corresponde a mí pronunciarme, lo tendrían que decidir los que tienen competencia en ello: el Ministerio de Economía y Hacienda y las entidades financieras, que son las que facilitan las cuentas ahorro vivienda", ha señalado Corredor. Por lo general, estos productos de ahorro tienen un plazo de vencimiento de cuatro años, a excepción de algunas comunidades, y una deducción fiscal del 15% en la declaración de la Renta, hasta un máximo de 9.015 euros.

Esta propuesta ha sido formulada tanto por el líder popular, Mariano Rajoy -que apuesta por incrementar estos plazos de 4 a 6 años-, como por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), la Asociación de Promotores y Constructores de España (APCE) a través de su presidente, Guillermo Chicote.

El acceso a la vivienda será prioritario

Sobre los presupuestos de este Departamento, la ministra ha defendido que de los 1.608 millones de euros de los que dispone, un 16,4% más que en 2008, el 97% del total se destinará a políticas de acceso a la vivienda, que fiscalmente recibirán más de 6.000 millones de euros en ayudas: deducción por compra (4.268 millones), por las rentas procedentes del alquiler (265 millones), la deducción para inquilinos (350 millones) y las bonificaciones en el Impuesto de Sociedades para entidades arrendadoras de viviendas (131 millones).

El Plan Renove de edificios se ha incluido como un programa específico dentro del nuevo Plan Estatal de vivienda, que se aprobará en las próximas semanas. Además, Corredor ha dejado en lugar preferente que su "preocupación" por "detener el goteo de nuevos desempleados, cuyo número se incrementa conforme se terminan las obras en curso sin que despegue la iniciación de nuevas promociones".

Sin embargo, ha dejado entrever que el Gobierno no se plantea la posibilidad de comprar promociones de viviendas libres para convertirlas en protegidas, pero ha indicado que las comunidades autónomas "son soberanas en el ámbito de sus competencias para tomar estas decisiones". Por otro lado, ha señalado que la recomendación incluida en el borrador del próximo Plan de Vivienda de que el esfuerzo financiero del comprador de VPO no supere un tercio de sus ingresos es "genérica" y está dirigida a evitar el excesivo endeudamiento de las familias.

El tipo medio de las hipotecas concedidas en agosto aumenta al 6,03%

El tipo de interés medio ponderado que aplicaron las entidades financieras a los nuevos créditos para la adquisición de vivienda formalizados por los hogares e instituciones sin ánimo de lucro en agosto se situó en el 6,03%, sin incluir comisiones, mientras que los nuevos depósitos captados en ese mes se remuneraron a un tipo del 4,78%, según datos del Banco de España.

Estos datos ponen de manifiesto que los bancos y cajas cobraron a sus clientes en agosto 1,25 puntos porcentuales más por prestarles dinero para adquirir su vivienda de lo que les pagaron por su ahorro en depósitos a plazo. Si se incluyen las comisiones, la tasa anual equivalente (TAE) que aplicaron las entidades financieras a los nuevos créditos que concedieron en agosto para la compra de vivienda ascendió al 6,18%, 0,75 puntos más que hace un año.

En el caso de los préstamos al consumo, la TAE se disparó hasta el 11,72% en los créditos aprobados durante el octavo mes del año, 1,6 puntos por encima del nivel que registró en agosto de 2007. En cualquier caso, estos datos se restringen a agosto, mes que siguió al máximo del Euríbor del 5,393%, y se espera que bajen a partir del próximo noviembre si este tipo hipotecario, el más empleado en España mantenga su tendencia a la baja iniciada tras la rebaja del precio del dinero en la eurozona al 3,75% y las medidas de la UE para reactivar la confianza entre bancos.