Movimientos accionariales

Libia, dispuesta a aumentar su participación en Unicredit y Eni

El Banco libio, junto con los fondos soberanos Libyan Investment Authority (Lia) y Libyan Foreign Bank (Lfb), ya incrementaron hace dos días su participación del 0,87% al 4,23%, con una inversión de 1.000 millones de euros, en el capital de la mayor entidad del país, y una de las afectadas por la crisis financiera mundial.

"Nos hemos convertido en el segundo accionista de Unicredit y tenemos intención de llegar al 5%", anunció Bengdara, quien aseguró que la operación está "exclusivamente basada en valoraciones económicas y financieras y no tiene carácter político".

Con el 5% del capital de Unicredit, el Banco Central libio se situaría muy cerca del primer accionista de la entidad italiana, la Fundación Caja de Ahorros de Verona, que posee el 5,009%. Asimismo, el gobernador del Banco Central libio informó de que han comprado acciones por 50 millones de euros de la petrolera italiana ENI y que "probablemente" continuarán con las adquisiciones.

Según los precios de la Bolsa de ayer, un paquete de acciones de Eni por un valor de 50 millones de euros equivale al 0,07% del capital de la petrolera, por lo que actualmente tiene un 0,7% de la petrolera.

Bengdara aseguró que todas estas operaciones surgen "con el deseo de diversificar las inversiones y sin intención de controlar". El diario financiero italiano 'Il Sole 24 Ore' publica hoy que el Banco Central libio, como nuevo segundo mayor accionista, quiere un puesto en el consejo de administración de Unicredit y aspira a la vicepresidencia.

Las operaciones de compra de Libia se han producido justo después de que el presidente del Gobierno italiano, Silvio Berlusconi, advirtiera de que las empresas italianas está expuestas a opas hostiles por las bajadas en sus cotizaciones. Berlusconi explicó que las empresas italianas ofrecen magníficas ocasiones a, por ejemplo, los fondos soberanos y países productores de petróleo.

Ante ello, añadió que se estudia si es posible adoptar medidas para impedir que se lancen opas hostiles en estos momentos.