Hacia un nuevo orden financiero

París pone en marcha el organismo para reactivar los préstamos interbancarios

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, abrió hoy el primer consejo de administración del organismo que, a través de garantías estatales, pretende reactivar los préstamos interbancarios para que empresas y particulares puedan financiarse.

Lagarde señaló que la constitución de la Sociedad Francesa de Refinanciación de la Economía "no es una simple (operación) comercial, sino una operación excepcional", en una breve declaración en presencia de los medios de comunicación.

Destacó que a cambio de esa excepcionalidad, que pretende "deshacer los bloqueos del sistema financiero francés", los bancos asumirán dos tipos de compromisos, el primero "la financiación de la economía" y el segundo de orden "ético", referido a los mecanismos de remuneración de los dirigentes y de los operadores de mercados.

Indicó que para ofrecer a las entidades financieras las garantías estatales de préstamos por hasta un máximo de 320.000 millones de euros, el Estado tomará el dinero en el mercado y lo prestará a un tipo superior para remunerarse con la diferencia.

Además, los bancos tendrán que ofrecer activos como aval para esos préstamos, y dichos avales habrán de ser de un valor superior a los préstamos, algo que se encargará de certificar el gobernador del Banco de Francia, Christian Noyer.

El consejo de administración de la Sociedad Francesa de Refinanciación de la Economía -cuya actividad se prolongará hasta el 31 de diciembre de 2009- tiene 13 miembros, de los cuales tres en representación del Estado, que dispondrá de derecho de veto.

El presidente será el antiguo director general del Fondo Monetario Internacional, Michel Camdessus, y los bancos dispondrán de siete administradores.

Lagarde puso hincapié en que "en siete días hemos concebido, desarrollado, presentado, hecho votar (en el Parlamento) y puesto en marcha el mecanismo" y lo justificó porque hay que actuar rápido ya que el dinero no circula.

"Tenemos un imperativo para que el sistema funcione", reiteró la ministra, que dio garantías de transparencia, con presentación trimestral del balance de la actividad de la nueva entidad ante el Parlamento, lo que incluirá los nombres de los bancos que recurran a este sistema.