Bruselas aprueba la adquisición de Distrigaz por parte de ENI

La Comisión Europea autorizó hoy sin condiciones la compra de la empresa gasista belga Distrigaz por parte de la compañía de electricidad italiana ENI tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario.

La operación es una consecuencia de la fusión entre Gaz de France y Suez. Una de las condiciones que puso Bruselas para autorizar esta fusión fue obligar a Suez a ceder su participación en el capital de Distrigaz. Las actividades de Distrigaz y de ENI se solapan en el mercado de suministro de gas a clientes industriales en Francia. También se solapan, aunque en menor medida, en el suministro de gas a revendedores intermediarios y grandes consumidores industriales en Alemania y en el negocio de plataformas gasistas.

Pese a ello, el Ejecutivo comunitario llegó a la conclusión de que la operación no plantea problemas de competencia. En Francia, la empresa resultante seguirá enfrentándose a una fuerte competencia por parte de Gaz de France, que sigue siendo de lejos el proveedor más importante. En el resto de mercados donde las actividades de las partes se solapan, su presencia combinada será limitada. El proyecto de adquisición tampoco plantea problemas de competencia de naturaleza vertical dado que ENI produce una pequeña parte del gas ofrecido a los suministradores en el espacio económico europeo.