Crisis automovilística

La crisis del automóvil de agrava: Nissan planea un ajuste de 1.500 empleos

El grupo japonés Nissan está preparando un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para cerca de 1.500 trabajadores de su planta de Zona Franca en Barcelona, según han explicado a Efe fuentes del sector de la automoción.

Portavoces de Nissan han declinado hacer cualquier comentario al respecto, aunque las mismas fuentes han señalado que se prevé que el ERE se presente a la Generalitat en los próximos días.

Precisamente, esta semana responsables de Nissan se han reunido con altos cargos de la Generalitat, entre ellos la consejera de Trabajo, Mar Serna, para explicar el alcance del ajuste de personal en su factoría catalana, provocado por la caída de ventas que vive el conjunto del sector del automóvil.

Tal como está diseñado el plan ahora, el ajuste afectará a la mayor parte de los últimos trabajadores temporales que ha hecho la empresa en los últimos tiempos, y que son cerca de 500.

Además, se complementará el plan con prejubilaciones, que podrían afectar a más de 400 trabajadores, unidas a otras bajas en oficinas y departamentos del grupo, hasta situarse en cerca de las 1.500 personas, en total casi el 43% del personal de la factoría de Zona Franca, que había llegado a 3.500 personas.

Las razones aducidas por Nissan son que la fábrica de Zona Franca lleva un año en pérdidas y de hecho el pasado mes de enero Nissan ya intentó presentar un ERE, que afectaba a unos 450 trabajadores fijos, por la caída de ventas del Pathfinder, unido a que las medidas de flexibilidad que se han venido aplicando para reducir la producción ya están al límite.

La compañía ya decidió el pasado 7 de octubre unilateralmente reducir la producción de la línea de montaje de la furgoneta Primastar, modelo que también se comercializa como Renault Traffic y Opel Vivaro, en unas 150 unidades diarias, pasando de los 390 a los 240 vehículos fabricados cada día.

El problema de la planta de Nissan en Barcelona es que está centrada en los todoterrenos y en el vehículo industrial, precisamente los segmentos de producto más castigados por la crisis que vive el mercado del automóvil.

Está previsto que la semana que viene Nissan informe a los sindicatos de este ajuste de personal, un plan que, según se ha notificado a la administración catalana, es necesario para mantener la rentabilidad de la planta y garantizar que en el futuro se le vayan a asignar nuevos modelos, algo clave para su continuidad a largo plazo.

Una de las ventajas para la empresa es el alto número de trabajadores fijos con pocos años de antigüedad, lo que facilitará el coste del ajuste para la multinacional nipona.

Cierres temporales de Opel, Daimler y BMW

La crisis financiera amenaza el sector automovilístico alemán que, ante una reducción de la demanda, procederá el cierre temporal de algunas plantas.

En el caso de Opel, la compañía anunció el cierre de su planta en Eisenbach por espacio de tres semanas, paro temporal que se suma al que se sigue desde hace tres semanas en la fábrica en Bochum. Opel prevé con esas medidas reducir su producción en 40.000 vehículos hasta final de año.

La misma medida proyecta Mercedes para su planta en Sindelfingen, la mayor de Alemania, donde las vacaciones de Navidad comenzarán el 17 de diciembre. Un portavoz de BMW anunció asimismo el cierre temporal de su planta en Leipzig a finales de mes, durante cuatro días, con la finalidad de reducir, al igual que Opel, su producción en Europa en unos 40.000 vehículos hasta finales de año.

Citroën no irá al Salón del Automóvil de Barcelona

El fabricante francés de automóviles Citroën no acudirá a la próximo edición del Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, como consecuencia de la crisis económica "que está incidiendo muy negativamente en el sector del automóvil", así como por la ausencia de modelos a presentar en el momento de la celebración del evento, informó hoy la compañía.

El director general de la marca en España, Alfredo Vila, explicó que el descenso de un tercio de las ventas "sólo se puede calificar de brutal" y resaltó que esta situación obliga a la empresa a optimizar al máximo un presupuesto reducido para el año que viene.

La firma justificó su ausencia del Salón de Barcelona por la puesta en marcha de una estrategia de reducción de los gastos comerciales fijos y porque en el momento en el que se celebrará este certamen, la firma del doble chevron no contará con ningún producto nuevo que presentar ante el público.

Citroën resaltó que durante este ejercicio ha presentado los modelos C5, C5 Tourer, Berlingo, C4 Sedán, así como el C4 y el C2. Asimismo, explicó que durante los primeros meses del próximo ejercicio también iniciará la comercialización del C3 Picasso, que será la última novedad de la marca hasta finales del próximo año.

"La decisión de no asistir a un Salón en España ha sido muy meditada y muy difícil de tomar. Confiamos no tener que recurrir a una solución similar en las futuras ediciones de los certámenes automovilísticos españoles", finalizó Vila.