Crisis financiera

El FMI dice que es "urgente" un alto nivel de cooperación internacional

El director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo hoy que es "urgente" un alto nivel de cooperación internacional para hacer frente a la crisis de confianza en los mercados globales que vuelven a registrar hoy fuertes pérdidas.

"Es urgente que haya un alto nivel de cooperación internacional", dijo el jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) en un discurso en Washington donde hoy se dan cita los líderes del Grupo de los Siete (G7) países más industrializados: EEUU, Canadá, Japón, Reino Unido, Alemania, Francia e Italia.

"Los problemas en los mercados financieros van ahora más allá de las pérdidas de efectivo (del sector financiero)", dijo el titular del Fondo según el texto de su discurso, quien añadió que nos encontramos ante "una crisis de confianza".

"El sector privado no puede restaurar la confianza por sí solo, las políticas macroeconómicas de los gobiernos no restaurarán la confianza por si solos, las medidas graduales en los mercados no restaurarán la confianza", insistió.

Dijo que lo que es necesario es "una intervención clara, amplia y con cooperación entre los distintos países". "El miércoles vimos movimientos coordinados de los principales bancos centrales. Necesitamos más coordinación", apuntó.

"Las instituciones financieras se extienden ahora por muchos países y los planes de rescate deben ser consistentes en muchas jurisdicciones", explicó. "Insto sobre todo a los países europeos a que trabajen juntos", recalcó Strauss-Kahn, quien aseguró que "no hay una solución doméstica a una crisis como esta". "Todos los tipos de cooperación deben de ser alabados, los actos en solitario no sólo deben de evitarse sino condenarse", apostilló.

El responsable del FMI concluyó que la fragilidad de la confianza pública ha alcanzado un nivel tan bajo que son inevitables ciertas garantías públicas. "Eso implica no sólo (garantizar) los depósitos de la banca minorista sino probablemente también los depósitos interbancarios y del mercado de dinero de forma que pueda restaurarse la actividad en esos tres mercados clave", explicó, para añadir que esas medidas deberán de ser, "por supuesto", temporales.

Al mismo tiempo consideró necesario que los gobiernos se hagan con los activos con problemas en manos de las instituciones financieras y fuercen a estas a asumir pérdidas. "La recapitalización transparente y la reestructuración de los balances es esencial para el proceso", insistió.

Su intervención en vísperas de la asamblea anual conjunta del FMI y el Banco Mundial que se celebrará este fin de semana en Washington llega en medio de un pánico global en los mercados. En Tokio, el índice Nikkei perdió casi un 10 por ciento, su mayor caída en un día desde 1987, con lo que acumula ya un descenso próximo al 25 por ciento en la última semana.

El temor a una recesión global arrastra también hoy a los mercados europeos y en Wall Street, la encargada de marcar la pauta, el día amanece en números rojos, tras un jueves negro en el que el Dow Jones de Industriales registró el mayor descenso en 21 años.