Crisis financiera internacional

Zapatero pide a Sarkozy una respuesta coordinada ante la crisis

El presidente del Gobierno propone una reunión de los países europeos que el líder francés acepta.

José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolás Sarkozy durante su reunión en el Elíseo.
José Luis Rodríguez Zapatero y Nicolás Sarkozy durante su reunión en el Elíseo.

El objetivo de dicha reunión, según explicó Zapatero al término de su encuentro en París con el presidente francés, es "articular una acción coordinada y fuerte de todos los países que pertenecemos a la zona euro".

Asimismo, tras mostrarse convencido de que esta situación se "solventará", consideró "imprescindible la coordinación y la determinación" en decisiones que se han tomado y que deberán seguir tomándose en beneficio del interés de las economías de países, ciudadanos y empresas.

Por su parte, Sarkozy consideró la propuesta formulada por el presidente español "interesante, pertinente, útil" pero advirtió de que debe mantener "algunos contactos antes de dar una respuesta definitiva". En todo caso, puso de relieve que "es, una vez más, la prueba de la gran contribución de Zapatero a la buena marcha de Europa".

Sarkozy destacó asimismo que el almuerzo de trabajo fue "muy útil e importante" y compartió plenamente el punto de vista expresado por España de que hace falta una respuesta coordinada de Europa pero que, "más allá de ello, será necesaria una respuesta coordinada mundial, porque hoy la crisis afecta a todas las regiones del mundo".

El mandatario galo resumió el tenor del encuentro mantenido hoy en el Elíseo con la siguiente frase: "Creo poder decir que el reloj de España y el de Francia marcan la misma hora".

Crisis sin precedentes

Se mostró igualmente de acuerdo con su invitado en "el conjunto de los grandes temas" y la manera en que se debe reaccionar a esta crisis "absolutamente sin precedentes" y subrayó lo "útil" que para la presidencia francesa de la UE es el apoyo del presidente Zapatero.

El jefe del Ejecutivo, mientras, recordó que la reunión de hoy e ha tenido como objetivo fundamental analizar la "grave situación" por la que atraviesa el sistema financiero internacional y que tiene una repercusión "tan preocupante" sobre la economía de todos los países del mundo, y especialmente de los de la Unión Europea.

Incidió en que en estos momentos es extraordinariamente importante tener una Europa "fuerte", una presidencia del Consejo "fuerte" como la que ostenta Nicolas Sarkozy, ante quien expresó su "apoyo pleno" a las iniciativas y a las tareas que plantea esta "grave crisis".

Según Zapatero, el análisis sobre la situación es "compartido". "No hay precedentes de una situación sobre el sistema financiero internacional caracterizada por la profunda desconfianza, la incapacidad de que el crédito funcione y puedan financiarse las actividades de empresas y de las familias", resumió.