Consejo de Ministros

El Gobierno aprueba ampliar la garantía de depósitos y la creación del fondo de 30.000 euros

El Consejo de Ministros aprobó hoy el real decreto que amplía la cobertura del Fondo de Garantía de Depósitos desde 20.000 a 100.000 euros para los clientes de entidades financieras y gestoras de fondos de inversión, así como la creación del Fondo de Adquisición de Activos Financieros dotado de 30.000 millones de euros, ampliables a 50.000 millones.

La nueva cobertura del FGD entrará en vigor mañana con su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), mientras que el fondo de nueva creación entrará en vigor el lunes o martes de la semana próxima.

Así lo confirmó hoy en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, quien explicó que se ha decidido aprobar hoy el fondo vinculado al Tesoro una vez recibido el apoyo del Consejo de Estado.

Solbes aseguró que las medidas aprobadas hoy son un mensaje de confianza al mercado financiero, y que el Gobierno está haciendo "todo lo que está en su mano" para asegurar que no falta la financiación necesaria a las familias y empresas".

El ministro indicó que el fondo de compra de activos se gestionará por criterios de objetividad, rentabilidad, transparencia, eficiencia y diversificación, y tendrá un coste "cero" para los contribuyentes. El sistema de subasta no será el único mecanismo para la compra de los activos financieros, dado que no todos los productos que se podrán adquirir contarán con las mismas características, precisó.

El Gobierno español ha adoptado esta medida en respuesta a la situación de graves dificultades de carácter financiero que están afectando a la economía internacional, de acuerdo a las recomendaciones del Ecofin acordadas el pasado día 7.

Concretamente, el Ejecutivo ha resuelto poner en marcha dos actuaciones: el fortalecimiento del sistema español de garantías de depósitos e inversiones, con el fin de reforzar la confianza de los ahorradores e inversores españoles, y la creación del Fondo para la Adquisición de Activos Financieros, con el objetivo de apoyar la financiación de empresas y particulares.

Aumento de la garantía de los ahorros

Así, se aumenta la garantía para ahorradores e inversores y se incrementa de 20.000 a 100.000 euros la cobertura por cliente y entidad financiera o gestora del Fondo de Garantía de Depósitos y del Fondo de Garantía de Inversiones.

Además, con esta medida se equipara la competitividad de las entidades financieras en España respecto a las de los socios europeos, tras el acuerdo del Consejo de Ministros de Economía de la Unión Europea de elevar el umbral mínimo de cobertura del FDG hasta 50.000 euros. Dicha medida entrará en vigor mañana mismo, con su publicación en el Boletín Oficial del Estado.

Fondo de carácter temporal

A su vez, se creará el Fondo para la Adquisición de Activos Financieros, cuyo carácter será temporal y se extinguirá cuando las condiciones del mercado financiero se normalicen.

El Fondo se regirá por los criterios de objetividad, rentabilidad, transparencia, eficiencia y diversificación e invertirá en activos financieros de máxima calidad, emitidos por las entidades de créditos y fondos de titulización, respaldados por créditos concedidos a particulares, empresas y entidades no financieras.

La dotación de Fondo será de 30.000 millones de euros ampliables hasta un máximo de 50.000 millones de euros. Las primeras operaciones se podrán realizar en el último trimestre de 2008, para lo que se aprueba para este ejercicio un crédito extraordinario por importe de 10.000 millones de euros ampliables hasta los 30.000 millones.

La administración, gestión y dirección del Fondo corresponderán al Tesoro Público, a través de un Consejo Rector y de su Comisión Ejecutiva.

El Consejo Rector será el encargado de establecer las directrices de inversión del Fondo, efectuar el seguimiento y evaluación de su actividad, así como decidir sobre la aplicación de los rendimientos de los activos del Fondo y el producto de sus vencimientos o ventas. Por su parte, la Comisión Ejecutiva gestionará el Fondo y decidirá las inversiones a realizar con el asesoramiento de un comité técnico.

Para la realización de sus operaciones, el Fondo recurrirá a procedimientos competitivos para la selección de activos y realizará adquisiciones de acuerdo con los mecanismos habituales en los mercados financieros.

Estrictos controles

La gestión del Fondo estará sometida a estrictos controles, con el fin garantizar los intereses de los ciudadanos: por un lado, estará sometido a auditoria pública, por parte de la Intervención General del Estado y, por otro, estará sujeto a control parlamentario, ya que cuatrimestralmente se remitirá un informe sobre la gestión del Fondo a la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados.

Las familias y las empresas serán las grandes beneficiadas de esta medida, ya que el Fondo ayudará a que las entidades financieras recuperen la normalidad en sus operaciones de crédito, lo que facilitará su acceso a empresas y particulares.

Además, el Fondo tendrá un coste cero para los ciudadanos, pues adquirirá activos de máxima calidad, lo que asegura la recuperación del capital invertido, por lo que obtendrá rentabilidades superiores al coste de la emisión de Deuda necesaria para la dotación del Fondo.