Hacia un nuevo orden financiero

La prima de riesgo del interbancario se dispara hasta máximos históricos

Los mercados de crédito siguen cerrados a cal y canto. Las medidas de emergencia adoptadas en los últimos dos días por los bancos centrales y los Gobiernos no han conseguido devolver la confianza en el sistema financiero. Las primas de riesgo volvían a dispararse ayer a máximos históricos, con el diferencial entre las letras a tres meses de EE UU y los depósitos rozando los 550 puntos básicos.

La prima de riesgo del interbancario se dispara hasta máximos históricos
La prima de riesgo del interbancario se dispara hasta máximos históricos

Los expertos consideran que las autoridades monetarias han llegado demasiado tarde y, al mismo tiempo, critican la falta de coordinación que se está produciendo entre los diferentes gobiernos europeos para intentar salvar de la quema sus sistemas financieros. 'Tendrían que haberse unido y salido con un paquete de medidas todos a la vez. Hubiera tenido más efecto. El plan de destinar hasta 50.000 millones de euros a comprar activos ayuda algo a los mercados de capitales, pero es mucho mejor solución la anunciada en el Reino Unido, donde se han comprometido a avalar todas las emisiones que salgan a un plazo de hasta tres años', explica Pablo Lladó, director de mercado de capitales de Calyon.

Los mercados interbancarios también dieron ayer su veredicto, con unos tipos de interés aún tensionados y las primas de riesgo por las nubes. El euríbor a tres meses, cuyo cambio oficial se fijó antes de conocerse la decisión de los principales bancos centrales de recortar el precio del dinero de manera coordinada, pasó del 5,37% al 5,39%. El líbor, el tipo de interés de referencia del mercado interbancario en Londres, repuntó del 3,93% al 5,37%.

Pero la señal más preocupante proviene del índice Ted Spread, que mide el diferencial entre las letras a tres meses de EE UU y el depósito a tres meses. Este indicador, convertido en uno de los termómetros sobre el riesgo que perciben los mercados, se disparó ayer hasta máximos históricos de 548 puntos básicos, frente a los 465 del martes. El diferencial entre las letras a tres meses y el líbor en dólares (este último es un fixing) también saltó por encima de los 400 puntos básicos. Por su parte, el itraxx crossover, el spread entre la deuda pública europea y los bonos de alto rendimiento subió a 650 puntos básicos.

'Las medidas hubieran sido positivas unos meses atrás, pero ahora todo se ha deteriorado. Esto exige decisiones más drásticas', comenta José Luis Martínez, estratega de Citi en España. Añade que es necesario que se produzca una actuación más coordinada entre las autoridades europeas, incluso de tipo regulatorio, y más recortes de tipos tanto en EE UU como en Europa. 'Es posible que puntualmente se decida suprimir un objetivo de tipos de interés oficiales en EE UU, como ya ha ocurrido en el pasado', señala Martínez.

Para Noelle Cajigas, directora de mercado de capitales de BNP Paribas, la respuesta del mercado tiene un componente psicológico. 'Es fenomenal que se tomen medidas, pero por otra parte es la constatación de que las cosas están muy mal. Incluso el BCE había repetido que separaría la gestión de la liquidez y la política monetaria. El mercado piensa que si ha bajado los tipos es que tiene que estar muy preocupado por la situación económica', explica.

El proyecto del Gobierno español de crear un fondo para comprar activos de 'máxima calidad' de la banca, que aprobará el consejo de ministros de este mismo viernes, mitigará las dificultades que están teniendo las entidades para obtener liquidez, según los expertos, pero no logrará reactivar los mercados de crédito de un día para otro.

Fondo en España

Quedan, además, por despejar las dudas sobre cómo se utilizará este fondo, qué tipo de activos va a comprar y a qué precio. Pablo Lladó afirma que es una incógnita si el sistema que se va a emplear va a ser el de subastas como las que realiza actualmente el BCE para inyectar liquidez al sistema financiero pero a unos plazos más largos -actualmente es a 15 días-, y si los activos adquiridos serán titulizaciones hipotecarias y cédulas.

Según José Carlos Díaz, de Intermoney, la intervención del Gobierno español en la crisis era 'necesaria, pero no suficiente'. Asegura que 'el deterioro de los mercados no tiene visos de normalizarse a corto plazo y serán necesarias medidas adicionales de los Estados y también del español'. Y añade que habrá que apoyar a los fondos de inversión para hacer frente a los fuertes reembolsos. æpermil;stos están penalizando a las entidades pequeñas y medianas, ya que los fondos compraban un tercio de los pagarés, un mercado que también se encuentra ahora colapsado.

Menos presión sobre la banca española y británica

Los CDS (credit default swap), los contratos que miden el riesgo de impago de la deuda de una entidad, de la banca española y británica se moderaron ayer tras el anuncio de ambos gobiernos de la puesta en marcha de un plan de rescate del sector. El diferencial de Royal Bank of Scotland, una de las entidades más castigadas en Bolsa en los últimos días, mejoró desde los 293 a los 238 puntos básicos, mientras que el de Barclays bajó de 204 a 154 puntos básicos.

El spread de Santander se situó en 99 puntos básicos, frente a los 104 del día anterior, y el de BBVA pasó de 92 a 78. También el de Sabadell retrocedió en 15 puntos básicos.

En EE UU, sin embargo, estos diferenciales siguen en máximos históricos en muchos casos, como National City, Morgan Stanley, Capital One o Citi. En Europa, uno de los más castigados es el francés Natixis, con una prima de riesgo por encima de los 300 puntos básicos.