Promoción de vivienda

El príncipe saudí Alwaleed se convierte en segundo accionista de Mixta África

El príncipe saudí Alwaleed Bin Talal se ha reforzado en Mixta África como segundo accionista tras suscribir íntegramente una ampliación de capital por 25 millones de euros. El inversor, una de las principales fortunas del mundo y con participaciones en Citigroup o Four Seasons, ha pasado a controlar el 23% de la promotora a través de Kingdom Zephyr Africa Mangement, una sociedad formada por la inversora con sede en Nueva York Zephyr Management y su grupo inversor, Kingdom Holding Company. La ampliación de capital se ha realizado en paralelo a la compra de un paquete del 11,6% a Renta Corporación. En total, Kingdom Zephyr ha desembolsado 50 millones de euros.

Mixta África, presidida por Josep Piqué, se dedica a la promoción de vivienda asequible en diversos países del continente, entre ellos, Marruecos, Senegal, Mauritania o Túnez. Tras la ampliación de capital, Fundación Renta se mantiene como primer accionista, aunque rebaja su participación del 28% al 25%. Kingdom Zephyr pasa a ostentar el 23%, mientras que Morgan Stanley controla el 16% (era propietaria de un 18%). Asimismo, el Banco Mundial, a través de la entidad IFC (International Finance Corporation), ostenta el 9%, frente al 10% que adquirió el pasado julio. El resto del capital, un 24% de Mixta África, se reparte entre diversos inversores privados. La inmobiliaria Renta Corporación sitúa su participación en el 3%.

La inmobiliaria catalana ya comunicó en su salida a Bolsa en 2006 su intención de ir desinvirtiendo en Mixta África a medida que el proyecto fuera ganando envergadura.

Desde 2005, Mixta África ha ejecutado un volumen de inversiones que asciende a 166 millones de euros, ha puesto en el mercado más de 3.000 viviendas y cuenta con 900 en proceso de construcción. La compañía aprovechará los fondos para incrementar su presencia en el continente.

Por otro lado, Renta Corporación solicitó el viernes revisar los términos de dispensa temporal o waiver que recibió el pasado agosto sobre el crédito sindicado de 500 millones.