Regulación de empleo

Bridgestone mandará a casa durante medio mes al 64% de la plantilla

La caída de ventas de vehículos ya se está trasladando a los fabricantes de componentes del sector. Uno de los más emblemáticos, el grupo japonés de neumáticos Bridgestone, anunció ayer la presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectará a 2.804 trabajadores, el 64% de su plantilla en España.

El ERE recortará en dieciséis jornadas laborables el calendario de trabajo en noviembre y diciembre de los centros de Bridgestone en Basauri (Vizcaya) y Burgos. De momento queda fuera del ajuste la factoría de Puente de San Miguel (Cantabria). Además, el grupo nipón presentará otro ERE, en este caso de trece días, para su planta de Usánsolo, también en Vizcaya. La importancia de la regulación de empleo planteada por Bridgestone prácticamente dejará sin actividad productiva a los centros afectados durante esas jornadas.

En Burgos, 1.410 trabajadores se quedarán más de medio mes en su casa (sólo 261 acudirán esos días a las instalaciones). Otros 1.296 operarios de Basauri tampoco podrán ir a la factoría, a la que sólo irán a fichar 288 de sus compañeros. En el caso de Usánsolo, el recorte de actividad supondrá la paralización de su actividad, porque el ERE incluirá a 98 empleados (sólo nueve se quedan fuera, probablemente de las áreas administrativa y de mantenimiento, según los sindicatos).

Responsables de la filial española de Bridgestone, antigua Firestone, han manifestado que este recorte de producción se debe a 'la situación del mercado', y 'no a una situación específica' de la compañía. 'Es una coyuntura que afecta a todo el sector del neumático', han manifestado las mismas fuentes. A su juicio, la demanda de estos equipos está siendo desde hace meses 'bastante' inferior a las previsiones, así que los constructores de vehículos 'están haciendo menos producción'.

Jesús Blanco, miembro de la dirección general de recursos humanos de Bridgestone, fue ayer explícito al decir que 'el consumo está por los suelos'. Los clientes, en su opinión, están 'comprando muy poco y todo el sector se está enfrentando a unas ventas que no son las previstas'.

El anuncio del ERE no fue bien recibido ayer por los sindicatos. La central ELA manifestó que la medida 'en ningún caso va a contar con el visto bueno de esta organización'. Uno de sus responsables añadió que 'no se dan las circunstancias para un expediente en una empresa como Bridgestone, cuyos beneficios en 2007 aumentaron de forma espectacular'. Desde ELA recordaron que las autoridades laborales ya rechazaron otra propuesta de regulación de empleo con motivo de la última huelga de transporte.

El próximo lunes se reunirán los miembros del comité intercentros, donde están representados los responsables de la compañía y de los sindicatos con representación en las fábricas de Burgos, Vizcaya y Cantabria.

Otro de los grandes fabricantes de neumáticos instalados en España, la multinacional gala Michelin, había anunciado hace meses un plan de prejubilación para 1.500 trabajadores (sobre una plantilla de 9.000 personas en el país).

El proyecto incluía la contratación de 600 nuevos empleados. Otra de las contrapartidas de su plan de competitividad eran unas inversiones de 320 millones en sus fábricas españolas, ubicadas en Aranda de Duero (Burgos), Lasarte (Guipúzcoa), Vitoria y Valladolid.

Ese presupuesto se gastaría 'a menos que se produjera un desastre mundial', según manifestó Michel Rollier, el primer ejecutivo de la marca francesa, a finales del año pasado.

La crisis de ventas de vehículos en España comienza a repercutir con fuerza entre los suministradores de las marcas automovilísticas.

Al cierre de septiembre pasado, las matriculaciones registraban un descenso acumulado en 2008 del 22%. La patronal del sector Anfac rebaja ese dato para el cómputo de todo el ejercicio, y lo sitúa, de momento, en el 25%. Septiembre contabilizó una caída de ventas del 32,2%.

Matriculaciones

Tras años récord de venta de vehículos, España contabiliza sus peores registros de matriculaciones en la última década. En septiembre pasado, el mercado de automoción retrocedió un 32%. La caída esperada para 2008 será del 25%, según Anfac.

Benedí plantea más despidos y menos horas

El grupo de componentes de automoción Ricardo Benedí, que presentó en mayo pasado un concurso de acreedores con un pasivo de treinta millones, ha planteado a sus trabajadores un nuevo recorte de la actividad, que supone otros veinte despidos y reducir un 25% el tiempo de trabajo, informa Europa Press. La compañía vasca pretende alcanzar con estas medidas una cifra de negocio de 28 millones en 2011, pero siempre en base a la consecución de nuevos clientes. Cuando presentó el concurso de acreedores, Benedí ya anunció que tendría que reducir en 150 personas su plantilla de 280 trabajadores. La empresa achacó su crisis a la deslocalización de la industria de componentes de automoción, un factor que había propiciado la aparición de competidores directos que producían lo mismo con menos costes laborales.