Regulación de empleo

Unilever cerrará la fábrica de helados de Frigo en Barcelona con 268 despidos

Unilever presentó el viernes un expediente de regulación de empleo (ERE) para despedir a los 268 trabajadores de su factoría de Frigo en Barcelona. Aunque los representantes de la plantilla dan por hecho el cierre de la factoría, un portavoz de la multinacional aseguró que la medida forma parte de una 'reestructuración de los negocios de la compañía' e indicó que se contemplan bajas o incluso una venta parcial de activos antes de abordar el cierre.

La fábrica de Frigo, ubicada en el área de influencia del distrito del 22@ de la capital catalana, trabaja al 50% de su capacidad, según la compañía. Frigo cuenta con una producción anual de 30 millones de litros de helado, lo que supone el 4% del volumen europeo, que se eleva a 650 millones. El 80% de la plantilla de Frigo está formada por mujeres, con edades comprendidas entre los 45 y lo 55 años, principalmente.

Es precisamente este bajo nivel de producción lo que convierte a la factoría barcelonesa, la única que elabora helados en España, en la planta con mayores costes de producción de todo el continente. Unilever cuenta con 10 factorías repartidas por toda Europa. Otro de los argumentos que utiliza la empresa para defender la medida es la caída del consumo de helados en toda Europa. Los sindicatos consideran que la compañía pasará a fabricar los productos que actualmente elabora en Barcelona en sus factorías de Alemania e Italia, principalmente.

Unilever hizo público a través de un comunicado que 'iniciará inmediatamente un proceso de diálogo y negociación con los representantes de los trabajadores para estudiar los planes sociales, que permitan llevar a cabo esta reestructuración en las mejores condiciones para todos los empleados'. El grupo enmarca los despidos dentro del ajuste mundial de capacidad que anunció el pasado año. La empresa se propuso echar el cierre a 50 fábricas y despedir a 20.000 trabajadores en un plazo de cuatro años.

Unilever apunta que la decisión de presentar el ERE 'se ha adoptado después de investigar a fondo todas las opciones posibles y es el resultado de dos años de análisis de viabilidad de la misma'.

La plantilla de Frigo se reunirá en asamblea el próximo viernes para discutir que medidas de presión llevarán a cabo en las próximas semanas en protesta por el ERE. El sindicato Comisiones Obreras denunció que Unilever esté dispuesto a 'acabar con una compañía con más de 80 años de historia'.

La producción de Barcelona se destina en un 60% al mercado exterior, mientras que el 40% restante se destina al mercado español. Unilever facturó en España un total de 721 millones de euros en 2006, el último ejercicio contable hecho público por la compañía.

La multinacional es propietaria de marcas tan diversas como Knorr, Flora, Tulipán, Dove, Axe, Rexona, Signal, Skip y Mimosín, entre otras. Asimismo, cuenta con una planta en Leioa (Vizcaya) especializada en la elaboración de margarinas y otra en Aranjuez dedicada a la fabricación de detergentes. Unilever España subrayó que la decisión afecta 'exclusivamente' a su planta catalana de helados y que, en ningún caso, tendrá efectos sobre otros centros productivos de la multinacional en España.