Participaciones

Los bancos y cajas titulares del 23,8% de Colonial rompen su pacto de accionistas

El conjunto de siete bancos y cajas titulares del 23,8% del capital social de Colonial han roto el pacto que suscribieron cuando conjuntamente se convirtieron en primer accionista de la inmobiliaria al quedarse con las acciones del anterior socio de referencia de la empresa, Luis Portillo.

Banco Popular y 'La Caixa', entidades con mayor participación en la inmobiliaria (un 9,1% y un 5,4% del capital, respectivamente) ya resolvieron a comienzos del pasado mes de septiembre desmarcarse del acuerdo.

El banco y la caja argumentaron entonces que daban por cumplido el objetivo perseguido con el acuerdo, una vez que Colonial había logrado refinanciar su deuda.

Ahora el resto de los socios firmantes del pacto han decidido también escindirse del mismo, que queda así disuelto. Estas entidades son Bancaja, con su participación del 2,8% de Colonial, Caixanova (1,8%), Banco Pastor (0,9%), Caja Duero (0,4%) y Caixa Galicia (3,4%).

FCC 8,65 -1,14%
COLONIAL 5,02 -2,33%

El acuerdo parasocial se firmó el pasado mes de abril y tenía una vigencia inicial de dos años. Su objetivo era crear un "núcleo accionarial estable y comprometido" en Colonial, para dar "estabilidad a la empresa y permitir su recuperación financiera a largo plazo con el fin último de maximizar la creación sostenida de valor para todos sus accionistas".

'Vía libre' para vender

La ruptura del pacto otorga una mayor libertar a cada una de estas entidades para que, si así lo decidieran, poder vender sus participaciones. Hasta ahora, según lo convenido en el documento, si alguno de estos bancos o cajas pretendiera transmitir a un tercero todas o parte de sus acciones en Colonial tendría que contar con la autorización del resto de socios.

Además, el acuerdo fijaba que en caso de que una entidad lograra dicha autorización para vender títulos, el resto de entidades firmantes tendrían derecho a vender sus respectivas participaciones en la misma operación y en las mismas condiciones.

En caso de que cualquiera de las entidades incumpliera las cláusulas del pacto, estaría obligado a satisfacer al resto de socios los datos y perjuicios ocasionados, además de 50 millones de euros en caso de que el incumplimiento se refiriera a los términos sobre la compra-venta de acciones.

Además de los bancos que se quedaron con títulos de Luis Portillo en Colonial, el resto de accionistas de la inmobiliaria son la también inmobiliaria Nozar, con un 8,7%; un grupo de empresarios liderados por Domingo Díaz de Mera, con un 7,2%; Aurelio González (5,4%), Alicia Koplowitz (5%), y Natixis (5,5%).

Los bancos y cajas firmantes del pacto tienen varios miembros en el consejo de administración de la inmobiliaria. El documento queda si efecto en tanto la compañía está pendiente de cerrar varias desinversiones, entre ellas las del 15% de FCC, un porcentaje de su filial francesa SFL y la compañía especializada en centros comerciales Riofisa.