Divisas

El euro se rinde a la pujanza del dólar

La divisa europea ha sufrido una brusca corrección en los dos últimos meses, y aunque los expertos hablan de un posible rebote en el corto plazo, ya vislumbran la clara apreciación del dólar en 2009.

El euro se rinde a la pujanza del dólar
El euro se rinde a la pujanza del dólar

El euro ha cambiado de rumbo. La divisa europea se ha depreciado contra el dólar el 11% en los últimos dos meses y ha marcado esta semana su nivel más bajo en el último año, retrocediendo hasta los 1,38 dólares por unidad. Queda lejos de los 1,60 del máximo histórico intradía alcanzado a mediados de julio, pero el mercado no se atreve aún a certificar el fin del reinado del euro y el regreso definitivo de la hegemonía del billete verde.

'Los movimientos de tendencia en el mercado de divisas suelen durar mucho. La corrección del euro ha sido muy intensa pero debería haber un rebote hacia los 1,50 dólares. Ahora el dólar está sobrecomprado, es probable que se tome un descanso y que las condiciones para una apreciación sostenida no se den hasta 2009', señala Juan Antonio Cabrera, del servicio de estudios de Caja Madrid. En su opinión, y a pesar de que los indicadores macroeconómicos están resultando últimamente más propicios para Estados Unidos que para Europa, 'la economía estadounidense sigue muy tocada, persisten problemas financieros importantes'.

La prueba más palpable de estas dificultades financieras ha sido la intervención in extremis de las autoridades estadounidenses en las agencias hipotecarias Fannie Mae y Freddie Mac, para las que está prevista una inyección de dinero público de hasta 200.000 millones de dólares. 'A corto plazo, puede ser favorable para el dólar la decisión tomada respecto a las agencias hipotecarias, pero revela también una debilidad estructural para la economía de Estados Unidos', apunta Sasha Evers, Director General de BNY Mellon Asset Management Iberia. Evers explica que el salvamento de Fannie y Freddie supondrá para el Tesoro estadounidense la búsqueda de financiación en el mercado, lo que presionará sobre el elevado déficit de la economía y podría ser fuente de debilidad para el dólar.

Francesc Xavier Mena, profesor de economía de Esade, recuerda que 'la economía estadounidense está amenazada con una espada de Damocles: necesita 2.000 millones de dólares al día para financiar su déficit'. En cualquier caso, y en línea con las previsiones de recuperación para la mayor economía del mundo, Mena añade que a medio plazo -en el entorno de un año- casi todos los expertos apuestan por la fortaleza del dólar, aunque se registren ajustes puntuales'.

Para Ignacio Dolz, de A&G Banca Privada, el nivel razonable al que debería cotizar el euro es de entre 1,20 y 1,30 dólares, pero antes de que el billete verde se aprecie hasta ese punto la divisa europea tendrá que ir consolidando posiciones. 'El dólar va a tardar en apreciarse. Es posible que el euro rebote en el nivel de los 1,36 dólares pero el movimiento de tendencia a la baja para el euro es fuerte', puntualiza Dolz.

David Cano, de Analistas Financieros Internacionales, lo tiene claro. 'Sin duda, hay un cambio de tendencia para el euro'. En su opinión, existe una evidente percepción en el mercado de que la situación económica de la zona euro es peor que la estadounidense, a lo que se añade que el euro no cuenta con la complicidad de la política monetaria del Banco Central Europeo. Tras la reunión del BCE del 4 de septiembre, Jean-Claude Trichet enfrió las expectativas del mercado respecto a una bajada de tipos de interés en lo que queda de año, desde el 4,25% actual, con la que ayudar a la reactivación de la economía europea. La previsión es que el precio del dinero se mantenga sin cambios en los próximos meses ante la amenaza constante de la inflación.

La previsión de Citi es que el euro finalice este año en niveles de 1,42 dólares y se deprecie hasta los 1,25 en diciembre de 2009, a lo que contribuiría sin duda un alza de tipos en la Fed de 0,75 puntos ese año, desde el 2% actual.

LA CIFRA

1,38 es el mínimo intradía que marcó el euro esta semana, con lo que retrocedió a niveles de hace un año. Se aleja así del soporte técnico de los 1,44 dólares, roto el 4 de septiembre tras la reunión del BCE.

Factores clave

Tipos de interés. Las decisiones del Banco Central Europeo y de la Reserva Federal marcan el rumbo del mercado de divisas. La previsión es un alza de tipos en EE UU en 2009 que confirme la recuperación económica, un infalible aliciente para la apreciación del dólar.

Inflación. Es la referencia constante para las decisiones del BCE, que tiene como objetivo que el alza de precios no supere el 2%. Sin embargo, esa meta en el control de la inflación no se alcanzará hasta 2010. Mientras, la crisis económica de la zona euro desaconseja la subida de tipos -lo que enfría la apreciación del euro- y la amenaza de la inflación aleja el recorte.

Petróleo. El debilitamiento del dólar en los últimos meses contribuyó al encarecimiento del barril de petróleo hasta máximos históricos. El volumen diario de transacciones en el mercado de crudo equivale a apenas el 5% de lo que mueve el mercado de divisas, explica AFI.