Caída

El mercado da la espalda a Inditex antes de conocer los resultados

Inditex no convence. El impacto de la desaceleración en los resultados preocupa, especialmente tras la caída de las ventas minoristas en España. Los inversores se mantienen alejados, a la espera de conocer sus cuentas el día 17. En septiembre la acción cae el 5,3%.

Amancio Ortega
Amancio Ortega

A largo plazo Inditex debería beneficiarse del crecimiento de la superficie, de un aumento de la cuota de mercado y de la generación de caja', explica UBS en su último informe sobre la compañía. Una opinión que no impide a la firma reiterar su recomendación de venta en el corto plazo y de revisar a la baja tanto el precio objetivo como la estimación de beneficio por acción para los próximos tres años.

UBS recuerda que las ventas a superficie comparable de Inditex han caído desde comienzos del ejercicio y ahora ve improbable una recuperación. Estima que bajarán del 3% al 1,5% en el primer semestre y del 3,5% al 0% en el segundo. Prevé, asimismo, unos márgenes planos aunque de momento no teme un impacto negativo por la evolución del dólar. Eso sí, las nuevas expectativas de ventas le hacen revisar en un 7%, un 11% y un 13% su estimación de beneficio por acción para los próximos tres años hasta 2,11, 2,26 y 2,51 euros.

El temor a una caída de ventas este ejercicio ha supuesto un importante lastre para la acción, que acumula un retroceso del 28,2% en lo que va de año. Todo ello, a pesar de que ayer rebotó el 1,24% tras tres días consecutivos de fuertes pérdidas. Castigo que le lleva a acumular aún una caída del 5,3% en lo que va de mes.

El mercado teme el impacto del corto plazo pero para muchos expertos el castigo es excesivo con una visión a más de 12 meses vista. De hecho, de las 33 recomendaciones recopiladas por Bloomberg 20 son de comprar, siete de mantener, -incluida la de UBS para el largo plazo- y tan sólo cinco aconsejan vender, lo que implica que para muchos el perfil de negocio de la compañía y su diversificación le ayudarán a capear los meses difíciles.

UBS, sin ir más lejos, también enumera una serie de factores positivos para la acción, a pesar de que le acaba de rebajar el precio objetivo de 33 a 30 euros. Destaca el potencial de expansión de la compañía, su capacidad industrial, la elevada generación de caja del negocio, algo especialmente valorado en épocas de falta de liquidez como el actual, además de la ventaja defensiva que puede implicar que el precio medio de sus productos esté en los 18 euros.

Exane BNP Paribas considera que gracias al control de costes la compañía ha reducido el riesgo de una caída de las ventas y cree que podrá lograr sus objetivos de crecimiento este año. Por ello, ve que la debilidad de la acción se puede interpretar como un buen punto de entrada en la compañía con vistas al largo plazo. El próximo 17 de septiembre los resultados darán nuevas pistas.