Mercados

El Ibex perfora su mínimo anual

El selectivo retrocede un 4,85% semanal en una conjura bajista por el temor a que la crisis se agrave.

El Ibex perfora su mínimo anual
El Ibex perfora su mínimo anual

De la euforia desatada, a la más profunda depresión. Sin pasos intermedios, la inestabilidad y el miedo han vuelto a imponer su ley en las Bolsas y, en esta ocasión, ni siquiera el fuerte retroceso del petróleo ha tenido su tradicional efecto balsámico.

El viernes, en una jornada en la que las órdenes de venta tomaron el control, el Ibex 35 retrocedió un 2,97%, hasta concluir en 11.139,70 puntos, su nuevo mínimo de cierre en 2008. Todavía se sitúa por encima de los 10.932 puntos que tocó en la sesión del pasado 15 de julio, aunque los analistas técnicos advierten que su siguiente parada se realizará, previsiblemente, en dicho nivel. 'Y si no rebota ahí, el siguiente objetivo son los 10.700', explican desde Banco Urquijo.

'Lo único que veo es pesimismo y miedo. Bajo mi punto de vista, no ha habido motivos claros que expliquen que hayamos pasado de los 11.900 puntos a menos de 11.200 puntos en sólo dos días', señala Natalia Aguirre, de Renta 4. El selectivo perdió entre el jueves y el viernes la friolera de 709,4 puntos y concluyó la semana con un retroceso del 4,85%.

El índice español ha perdido 709 puntos en sólo dos sesiones tras acercarse a los 12.000 puntos

Con todo, el comportamiento del selectivo español casi puede considerarse positivo, puesto que las pérdidas fueron superiores en la mayoría de sus colegas europeos. Así, el Ftse británico se dejó un 7,02% en los últimos cinco días; el Cac francés, un 6,38%, y Dax alemán, un 4,59%. Al otro lado del Atlántico, las órdenes de venta también ganaron la partida en la semana pese a que el viernes, salvo en el Nasdaq, se impusieron leves avances. En la semana, el Dow Jones descendió un 2,8%, mientras que el S&P 500 bajó un 3,16% y el Nasdaq, un 4,7%.

La mala noticia es que la última sesión de la semana, cuando el Ibex 35 retrocedió un 2,97%, destacó por su volumen especialmente abultado, lo que da importancia a la caída. Se movieron 4.745,9 millones de euros, muy por encima de la media diaria de 3.207 millones correspondientes al mes de agosto.

Alicia Jiménez, de SelfTrade, explica que el temor a que se agraven los problemas explica la brusca reacción. 'El gurú de renta fija de Pimco, Bill Gross, advirtió que no comprará bonos de bancos estadounidenses hasta que no se promueva el rescate de Fannie Mae y Freddie Mac. Esto ha sembrado el temor en el mercado', indica la experta.

Gross vino a asegurar que el gobierno estadounidense debería dar potestad al Tesoro para comprar deuda y otros activos con el fin de solucionar los graves problemas desatados por la crisis crediticia. Mientras, en Europa el BCE rebajó las previsiones del crecimiento económico y su presidente, Jean-Claude Trichet, adelantó que no se propone recortar el precio del dinero en el futuro próximo, pese a los débiles datos económicos que están conociéndose.

Por si todo lo anterior fuera poco, el viernes llegó la puntilla para las Bolsas de todo el mundo, al conocerse que la economía de Estados Unidos destruyó 84.000 puestos de trabajo en el mes de agosto, cuando se esperaba que el aumento del desempleo se limitara a 75.000 personas. Su tasa de paro, además, escaló hasta el 6,1% desde el 5,7%.

Daniel García Rojí, de IGMarkets, señala que los índices han chocado contra sus resistencias, lo que ha desatado las órdenes de venta. 'Las personas con los conocimientos necesarios pueden sacar partido de los fuertes bandazos de corto plazo, pero para el resto de los inversores es un mercado muy complicado', añade.

Las entidades financieras se situaron el viernes entre los grandes perdedores del Ibex, después de que Deutsche Bank diera a conocer un informe en el que baja las perspectivas de la banca española, en la línea del que Citi publicó el jueves. Banco Popular cedió un 4,67% y Bankinter, un 3,87%. Con todo, Iberdrola, Técnicas Reunidas y Gas Natural fueron los grandes perdedores, con respectivos retrocesos del 6,03%, del 5,97% y del 5,06%. Endesa y Acciona sumaron un 4,27% y un 2,27% en cada caso, después que Fulvio Conti asegurara que está dispuesto a negociar la compra de la participación de la constructora en la eléctrica española. En la semana, sólo tres valores del Ibex cerraron con avances. Endesa fue la gran ganadora al avanzar un 8,47%, seguida de Sacyr (2,98%) y Acciona (0,77%). La caída del precio del barril de petróleo golpeó con fuerza a Técnicas Reunidas, que retrocedió un 18,81% en la semana. En el ranking de bajadas le siguieron Iberdrola Renovables (-10,32%) y Gamesa (-9,36%).

Divisas. El euro, en plena bajada

Mínimo desde octubre de 2007 para la moneda europea desde octubre del año pasado, pues el viernes tocó los 1,4196 dólares. Las palabras de Jean-Claude Trichet, que dejó entrever el pasado jueves que no le preocupa un euro aún más débil, han seguido pasando factura a la divisa. Tras las últimas caídas, el euro se aleja del máximo de 1,6038 dólares que marcó el 15 de julio. Los expertos afirman que la debilidad económica de Europa está lastrando al euro y señalan que el billete verde se ve favorecido por la inestabilidad en Asia, ya que inversores extranjeros están saliendo de los países de la zona para refugiarse en el dólar.

Petróleo. Siete días seguidos de caídas

El crudo Brent cerró el viernes a 104,09 dólares, después de encadenar siete jornadas de retrocesos. Así, desde los máximos de 147,5 dólares por barril, el Brent retrocede un 29,4%. Los indicadores publicados durante la semana pasada han revelado una creciente debilidad económica, tanto en Estados Unidos y Europa, lo que previsiblemente reducirá la demanda de petróleo. El mercado recibió con alivio el hecho de que el huracán Gustav no causara daños en las infraestructura de crudo del Golfo de México, después de que el lunes azotara la zona con menos fuerza de la que se había previsto inicialmente.

El análisis

Ibersecurities. Juan R. Rey. 'Las subidas son contenidas, mientras que en las caídas el volumen se dispara. Los inversores extranjeros no están entrando en España y la Bolsas están en manos de operadores de muy corto plazo. El mercado estará muy pendiente de los datos de inflación y crecimiento en Europa y Estados Unidos. Eso sí, los cierres de posiciones bajistas pueden motivar fuertes reacciones al alza'.

Self Trade. Alicia Jiménez. 'El temor a que haya más casos como el del hedge fund Ospraie, que se ha visto obligado a cerrar debido a las fuertes pérdidas que ha sufrido en agosto, ha hundido las Bolsas. En cualquier caso, el nerviosismo está haciendo estragos en los mercados, ya que la reacción del Ibex, que ha pasado de 11.900 a poco más de 11.100 puntos en tres días, no tiene lógica'.

EDM Gestión. Juan Grau. 'En el corto plazo, la situación es muy complicada y es muy posible que se vean más caídas Pero de cara al medio y al largo plazo, hay oportunidades muy claras. En términos de valoraciones, podemos decir que la Bolsa está barata, de modo que, actualmente, nosotros mantenemos una exposición muy elevada en renta variable y estamos invirtiendo toda la liquidez que nos llega'.