Valor destacado

Las acciones de Almirall recuperan el color tras el descalabro sufrido en los últimos días

El grupo farmacéutico catalán ha conseguido hoy recuperar el tono positivo tras los fuertes descalabros sufridos por el valor en los últimos días ante las malas noticias sobre la evolución de uno de sus compuestos.

Laboratorios Almirall recupera posiciones
Laboratorios Almirall recupera posiciones

La publicación de unos resultados por debajo de las expectativas sobre su medicamento estrella para combatir la denominada Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) llevó al valor a caer más de un 42% en Bolsa el pasado martes.

Tras revisar a la baja su recomendación desde mantener a vender, los expertos de Citigroup aseguran que las posibilidades de la aprobación regulatoria o el éxito comercial del compuesto son "extremadamente" bajas.

Citigroup, que también ha revisado a la baja el precio objetivo de la compañía farmacéutica a 6,5 euros por acción desde los 18 euros anteriores, añadió en un informe que el medicamento podría tener un nicho de mercado mejor en pacientes que no toleran la Spiriva (único anticolinérgico hasta ahora en el mercado y utilizado en para el tratamiento de Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas).

Las acciones de Almirall, que se cambian a 8,63 euros, cotizan un 32% por encima del precio objetivo que le da Citigroup.

Citigroup se ha sumado así a la cada vez más larga lista de analistas que han cambiado su visión sobre la compañía. Chevreaux, Goldman Sachs y Lehman Brothers rebajaron sus previsiones para Almirall ayer. Goldman ha bajado su recomendación desde comprar a neutral y Lehman ha revisado a la baja su precio objetivo hasta 11 euros, lo que supone un potencial del 27%.

La semana de Almirall ha sido de ida y vuelta ya que un día antes de sufrir la espectacular caída del 42%, los títulos de Almirall se dispararon un 5,5% por rumores sobre una posible opa.

Almirall, que rozó en la apertura del martes una subida del 10%, desmintió a media sesión que hubiese recibido 'ni formal ni informalmente ninguna oferta ni indicación para adquirir un paquete de acciones'. Con esta declaración, la farmacéutica respondía a los rumores de mercado que señalaban la existencia de un posible interés por parte del fondo holandés Gilde.

Las especulaciones apuntaban que este grupo podía llegar a hacerse con un 30% de la empresa mediante una oferta de 18,8 euros por título. Un portavoz de Gilde, no obstante, declaró que Almirall era una compañía "demasiado grande" y que el fondo no estaba buscando una operación de esa envergadura. Antes del desmentido oficial, Santander movió en el mercado de bloques un paquete accionarial de 60.000 acciones a un precio de 15,14 euros por título.