Política migratoria

De la Vega matiza: la contratación en origen se adaptará a las necesidades del mercado

La contratación de trabajadores inmigrantes en origen seguirá en vigor en España, aunque adaptándose a las necesidades del mercado laboral, matizó la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, tras la polémica surgida esta semana a raíz de que el ministro de Trabajo anunciara que la concesión de visados de trabajo sería prácticamente nula.

Maria Teresa Fernández de la Vega
Maria Teresa Fernández de la Vega

La vicepresidenta del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, defendió que la política migratoria socialista seguirá siendo la misma que en los últimos cuatro años y respondería a los patrones de "legal y ordenada".

"Mantenemos exactamente la misma política de inmigración", dijo De la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "Esta política está en función de las necesidades del mercado laboral, que es lo único que cambia, la política va a ser la misma, la contratación en origen va a seguir existiendo", añadió.

La vicepresidenta calificó de "una buena herramienta" para la inmigración ordenada la contratación en origen, que el titular de Trabajo, Celestino Corbacho, dijo que se iba a reducir "casi a cero" en 2009 ante el crecimiento del número de desempleados en medio millón de personas en un año.

Aluvión de críticas

Sindicatos, partidos políticos y sectores como el agrícola, que necesitan a los temporeros inmigrantes para una labor que pocos españoles están dispuestos a hacer, criticaron con dureza esta semana las palabras de Corbacho sobre la inconveniencia de que, con 2,5 millones de desempleados, se continúe trayendo al país a más personas de fuera.

De la Vega aseguró que la contratación en origen seguiría existiendo para los sectores que lo necesitaran.