Informe

España crecerá en los próximos años a un ritmo "muy reducido", según AFI

España atravesará años de crecimiento "sostenido" aunque "muy reducido", como consecuencia de la actual crisis económica que "no será igual que la de 1993", según el miembro de Analistas Financieros Internacionales (AFI) Angel Berges.

Durante su participación en la última jornada del curso 'La globalización en el siglo XXI' que se desarrolla desde hace días en San Sebastián organizada por la Federación de Cajas de Ahorro Vasco-Navarras, Berges analizó las consecuencias de la crisis hipotecaria en EE UU.

"Tengo que reconocer que estoy sorprendido. Estamos todos muy sorprendidos por la dureza la profundidad, la intensidad y la duración de la crisis hipotecaria que estalló en EEUU justo hace un año", aclaró.

Pese a todo, el analista financiero consideró que el aspecto "positivo" de esta situación es "que se están tomando todas las medidas que se pueden tomar". "Todavía no se ven sus efectos por ningún lado, pero parece que el año que viene comenzaremos a ver la luz en el túnel. Hay que tener en cuenta que en EE UU esta situación se mezcló con un sistema financiero muy contaminado, con muy pocos recursos propios, con muy poco capital", aseguró.

Berges llamó la atención sobre el hecho de que, pese a que la crisis que estalló en Estados Unidos se trasladó más tarde a Europa, "la situación actual es que la economía norteamericana parece que crece más y aquí no levantamos cabeza".

"Europa no está exenta de problemas y su situación económica era un auténtico espejismo, con Alemania centrada en el sector exterior, y con España que, durante los últimos diez años, ha crecido de manera muy fuerte con la captación de grandes cantidades de dinero del exterior", dijo.

Efectos en España

Las consecuencia son, según este experto, que España "tiene que devolver todo ese dinero y destinar los depósitos de los ahorradores a pagar esta financiación exterior cortando el crédito y agotando de manera muy importante la capacidad de dar crédito". "Este es el punto clave de la crisis en España porque a nadie se le escapa que España necesita que se construyan más viviendas", dijo.