Informe de Boston Consulting Group

Los millonarios no entienden de crisis: son cada vez más ricos

El viejo refrán sigue siendo verdad: dinero llama dinero. Pese a que los mercados financieros cayeron el año pasado, la riqueza personal en el mundo creció un 5% hasta los 109,5 billones de dólares, según un informe publicado por Boston Consulting Group (BCG).

2008 fue el sexto año consecutivo de expansión de la riqueza y donde más se notó este crecimiento fue en los hogares de las regiones en desarrollo, como China y los estados del Golfo Pérsico, así como entre las familias que ya eran ricas, según el informe sobre riqueza mundial.

Además, se está reforzando la concentración de la riqueza entre quienes poseen mayores fortunas, de forma que el 1% de los hogares poseía un 35% de la riqueza mundial y el 0,001% más pudiente, los hogares ultra-ricos que tienen al menos 5 millones de dólares en activos, acumulaban 21 billones de dólares, un quinto de la riqueza mundial.

El mundo también siguió creando nuevos millonarios. El mayor salto en el 2007 se produjo en países emergentes de Asia y Latinoamérica. El número total de hogares millonarios creció un 11% y alcanzó los 10,7 millones el año pasado.

BCG destacó que, aunque los ricos siguen siendo ricos, han estado haciendo ajustes como resultado de la crisis financiera. Este año, los activos están cambiando hacia inversiones más conservadoras, más cantidad de dinero se ha mantenido en los mercados financieros domésticos y algunos individuos han restringido las nuevas inversiones.

La riqueza creció con mayor fuerza en los hogares de Asia, la cuenca del Pacífico -excluído Japón- y Latinoamérica, con un aumento del 14%. El crecimiento estuvo impulsado por las manufacturas en Asia y las materias primas en Latinoamérica y Medio Oriente, así como por una mayor estabilidad política y del tipo de cambio.

BCG observó que los bancos, corredurías y administradores de dinero no tienen más opción que expandir su presencia a esas regiones de rápido crecimiento. Dubai y Singapur, dijo la firma, se están transformando en centros de banca privada regionales que ofrecen una gran competencia a refugios tradicionales como Suiza.