Valores a examne

Solaria cae a mínimo histórico

Goldman Sachs recorta el precio objetivo a 5,5 euros por los problemas de producción.

Tiempos difíciles para Solaria. La fabricante de paneles solares, una de las estrellas del mercado en 2007, prolonga su castigo bursátil. El temor a un revés regulatorio y los menores volúmenes de producción son las principales preocupaciones que penden sobre el valor. El viernes, una rebaja de Goldman Sachs, aceleró las ventas de una compañía que acumula ya un castigo del 79,14% en lo que va de año.

Solaria debutó en Bolsa en junio de 2007 en un momento en el que el furor por las energías renovables facilitó la explosión alcista de la acción. En apenas dos meses pasó de los 9,5 euros a los que salió a cotizar a alcanzar un máximo de 24 euros, un repunte del 152,6% que le convirtió en la sensación de la Bolsa española. Desde entonces, el valor ha sido presa de altibajos. Tras los máximos del pasado verano llegaron las correcciones. Posteriormente volvió a repuntar pero desde el rebote de enero las ventas han sido una constante. Hasta el punto de que la compañía llegó a marcar mínimo histórico el viernes. En concreto concluyó la sesión en los 4,48 euros tras perder el 6,47%, lo que significa que cae el 52,8% desde su debut.

La desconfianza hacia el valor vino motivada fundamentalmente por los comentarios de Goldman Sachs. La firma redujo la estimación de resultados de la compañía hasta 2010, al tiempo que le bajó el precio objetivo de 6 a 5,5 euros, aún por encima del último cierre.

Los resultados presentados por Solaria esta semana no terminaron de convencer a estos expertos. Las ventas netas alcanzaron los 159,81 millones en el primer semestre, un 253% más desde los 45,3 millones de hace un año, mientras que el margen de Ebitda repuntó el 223%, hasta los 43,38 millones de euros, lo que provocó que el beneficio neto aumentara un 224% hasta los 27,2 millones de euros frente a los 8,4 de 2007.

'Solaria anunció un Ebitda débil en el segundo trimestre, 13 millones de euros desde los 30,4 del primer trimestre por problemas de suministro. Las producción de la compañía se limitó a 11,5 MW desde los 20 MW del primer trimestre. Dos de los proveedores de Solaria no cumplieron los contratos, un problema que puede persistir en el tercer trimestre', explica Goldman Sachs para justificar la rebaja y su recomendación de neutral sobre el valor.

El banco de inversión, de hecho, ha bajado la estimación de beneficio por acción a 0,93, 0,6 y 0,61 euros para 2008, 2009 y 2010, respectivamente, desde los 1,35, 0,73 y 0,73 que barajaban con anterioridad. 'Las revisiones se deben fundamentalmente a los menores volúmenes de producción y a una menor cuota de mercado estimada a partir de 2008', explica la firma.

En cualquier caso, la regulación de la energía fotovoltaica resultará lo realmente determinante para la visibilidad del negocio de Solaria. Por ello, las próximas decisiones del Gobierno resultarán decisivas, según Goldman Sachs. Entretanto, la compañía cotiza a un PER 2008 de ocho veces frente a las 10,8 del sector, según estimaciones de la firma para un escenario más benigno al actual.