Inversión

Los mercados de Rusia pierden brillo

Los fondos de Bolsa rusa acusan la crisis política en el Cáucaso y pierden un 25% en el año, afectados por el gran peso de las materias primas en el índice local RTS.

Como en una partida de ajedrez, los inversores miran con recelo los últimos movimientos rusos en el tablero del Este. Como país emergente, Rusia -presumiblemente poco expuesto a la crisis crediticia de Occidente-resultó un escenario óptimo para el largo plazo hasta que las tensiones geopolíticas recordaron a los inversores los riesgos de tomar posiciones cortoplacistas en estos mercados. El RTS, índice de referencia en rublos, y el Micex, en dólares, ceden un 28,3% en lo que va de año. El desplome de los selectivos rusos, lastrados por la corrección de las materias primas del último trimestre (caída media del 21,55% según Lipper), arrastró consigo a los fondos de inversión en Bolsa rusa. En lo que va de año, los 31 fondos de renta variable con foco en la ex potencia soviética ceden un 25% de su valor. La tónica en el corto plazo, alertan los analistas consultados, subrayará la senda bajista a cuenta de la batalla dialéctica con Estados Unidos, lo que puede espantar a los inversores.

Los primeros ya han emprendido la retirada. En su edición del miércoles 27, Financial Times informaba del empeoramiento de la confianza de los inversores con motivo del conflicto en Georgia. 'La crisis ha desencadenado una oleada de ventas en los mercados', aseguraba la articulista Rachel Morarjee.

Credit Suisse, con dos fondos en el mercado ruso (el Russia Explorer B y el Russia Explorer I, con pérdidas hasta agosto del 28,5% y del 28,1% respectivamente), considera excesivo el castigo de los inversores. La firma admite riesgo relativo, pero confía en su potencial largoplacista (15%). Según sus cálculos, el RTS terminará el año con 2.600 puntos, pese a la brecha entre Rusia y Occidente. El selectivo cerró el viernes en puntos (1.646), con una caída del 0,47%.

No es menor. El barómetro de los mercados moscovitas se desploma un 33,75% desde los máximos del pasado mayo (2.487). A partir de entonces, el RTS tomó velocidad de crucero e inició un tímido descenso. Georgia invadió Osetia del Sur el 8 de agosto al tiempo que el resto del mundo seguía los Juegos Olímpicos. El día en que se iniciaron las hostilidades, registró una caída del 6,51%. Fue el peor episodio de un debilitamiento que lleva visos de prolongarse, después de que Georgia rompiera relaciones con Rusia el viernes. A esa escarpada jornada, le siguieron el descenso del 19 de agosto (-5,21%) cuando Rusia acusó a la OTAN de armar a Georgia, y el del 26 (-4,16%), en que Moscú reconoció la independencia de Abjazia y Osetia del Sur.

Y, sin embargo, ceder más de 1.000 puntos desde los máximos no es suficiente argumento para salir del mercado ruso, según Ramón Esteruelas, de Fortis Investments. æpermil;ste recuerda la celeridad con que Rusia se recuperó de la crisis de 1998, en que la Bolsa perdió el 80% de su valor en un año. 'Los retrocesos de estos días fueron puntuales y más alimentados por la corrección del petróleo y las materias primas que por cuestiones políticas', explica.

En la misma línea se pronuncia Víctor Alvargonzález, de Profim, quien por este mismo motivo desaconseja al inversor que se abstenga de ingresar en un mercado cuya divisa está repuntando frente al euro (36,2264 rublos por euro). 'Los emergentes están cada vez más integrados y eso les resta inmunidad frente a las crisis globales; cuanto más, aquéllas que sacuden las materias básicas, con un peso del 40% en el PIB de países en vías de desarrollo', avisa.

Reyes destronados en un mercado de zares

Sobrevendidos para Credit Suisse, el great team del mercado ruso (Gazprom, Mechel y MTS) pierde de media alrededor del 30% de su valor en Bolsa.

Gazprom. El gigante del gas ruso Gazprom se enfrenta a la caída de la producción y a un repunte de las inversiones, señala Credit Suisse. Sin embargo y pese a dejarse el 32% (9,84 rublos) en lo que va de año, Credit Suisse aconseja comprar.

Mechel En julio, Vladimir Putin acusó a la primera siderúrgica rusa de evadir impuestos y los mercados reaccionaron castigándolo con una caída del 33%. El valor pierde un 9,6% (26,55 rublos) en el año y Credit Suisse lo ha sustituido por MMK, también siderúrgico.

MTS. Credit Suisse vislumbra un pesimista escenario para el mercado móvil en Rusia y estima que MTS sufrirá por una inflación del 7% anual. La operadora pierde el 31,6% (10,42 rublos) en el año.

América Latina saca la cabeza

Los mercados emergentes no son inmunes a la crisis. Con un alto grado de integración, los países en vías de desarrollo ralentizan su crecimiento al respirar el mismo aire que el desarrollado y se las ingenian para contener una inflación candidata a los dos dígitos.

De este grupo, Latinoamérica ofrece los mejores resultados bursátiles en lo que va de año. Con Colombia y Venezuela a la cabeza de las ganancias.

Brasil. Bovespa, el índice de referencia de los mercados brasileños, cae en el año un 4,91% hasta los 50.625,17 puntos que anotaba al cierre de esta edición el viernes. La Bolsa de Brasil, tomada como referente por su posición entre el resto de mercados emergentes, apunta a las regiones de Colombia, Chile, Perú, México y Argentina como principales objetivos de cara a una futura integración de mercados. Toman de referencia la experiencia de las Bolsas de Panamá, Costa Rica y El Salvador, que comenzarán a trabajar de forma conjunta a finales de año.

Venezuela. El Venezuela Stock MKT Index se anota un 6,55% en lo que va de año, hasta los 40.627 puntos. Es junto con el colombiano (IGBC: 9375 puntos y subida del 9,18% en el año) y el chileno (Chile Inter 10 Index: 3492,11 puntos y un alza en el año del 10,45%) uno de los tres únicos selectivos latinoamericanos que acumulan ganancias en un año de sombras a nivel mundial. En la base del alza, pondera el repunte del precio del petróleo por encima de los 116 dólares en el caso del mercado venezolano y la exigua capitalización de los mercados colombiano y chileno.

China. Ni siquiera el gigante chino, muy ligado a los desarrollados, se salva de la quema. El CSI 300 se deja un 52,49% de su valor, hasta los 2.391,64 puntos, en lo que va de año.

India. La reciente ola de malas noticias -débil crecimiento mundial, la continua crisis de crédito- pone en riesgo las previsiones de crecimiento del 7,7% del PIB para fin de 2009y del 7,9% para un 2010.