Suspensión de pagos

Bancaja abandona el consejo de Martinsa Fadesa por su condición de acreedor

Bancaja ha dimitido como miembro del consejo de Martinsa Fadesa por la "dificultad de aunar" su condición de acreedor de la inmobiliaria con sus funciones de consejero, dado el proceso de concurso voluntario de acreedores que actualmente atraviesa la compañía, informó hoy la empresa.

La entidad que preside José Luis Olivas es el tercer máximo accionista del grupo inmobiliario que controla y preside Fernando Martín, con una participación del 6%. Al mismo tiempo, es también uno de sus principales acreedores, con una deuda de unos 127 millones de euros.

Bancaja estaba representada en el consejo de administración de Martinsa Fadesa a través de su director general, Aurelio Izquierdo Gómez.

Además, Martinsa Fadesa informó de que un total de cuatro consejeros han cambiado la forma en que estarán representados en el máximo órgano de gestión de la compañía, de modo que lo harán indirectamente. A partir de ahora, sociedades de su propiedad serán los consejeros directos y cada uno de ellos sus respectivos representantes.

Así, se designaron consejeros a la sociedad Task Arenal, a la que representará Jesús Ignacio Salazar Bello; el Grupo Antequera (representado por Rafael Bravo Caro), Petraxarquia (Antonio Martín Criado, socio de Fernando Martín y segundo accionista del grupo) y Edavar (José Manuel Serra Peris).

Por último, Femaral, una de las sociedades patrimoniales de Fernando Marín, que también cuenta con un puesto en el consejo, ha designado a Rafael de la Cueva como su representante en este órgano de gestión.

Segundo cambio en el consejo

Se trata de la segunda remodelación del consejo de administración que Martinsa Fadesa registra desde que presentara su concurso voluntario de acreedores a mediados del pasado mes de julio.

A finales de dicho mes la compañía redujo a nueve el número de miembros de su consejo de administración para convertirlo en un organismo "más operativo y ágil en la toma de decisiones" ante la suspensión de pagos.

Para ello, cuatro consejeros abandonaron sus sillones en el máximo órgano de gestión de la compañía: Arturo Fuentes (representante de Fernando Martín) y los independientes Joaquín Sánchez Izquierdo, José Luis Suárez Barragato y Vicente Soto Ibáñez.