Cinco Sentidos

Negocios que crecen con las vacas flacas

Gestoras de recobro, aseguradoras, abogados, detectives, montes de piedad y prestamistas ganan con la desaceleración y aumentan un 10% su volumen de negocio.

Francisco Moyano es de verbo elocuente, pero gestualidad comedida. Quizá por eso rehúye frotarse las manos al hacer pronósticos: '¿2009? Un año fabuloso para nosotros, pero pésimo para el país', responde sin regocijo en sus palabras. Desde 2004 Moyano es gerente de Superefectivo, una de las 149 casas de empeños de Madrid.

Este 2008 se ha restregado los ojos más de una ocasión para constatar la realidad. El número de clientes que cruzan el umbral de su local, en los aledaños de la Plaza Mayor, se ha duplicado este año. 'Muchos de los que vienen acaban de quedarse sin empleo, pero sobre todo son sus esposas y madres quienes nos visitan', describe. De media, 'salen con unos 2.000 euros en el bolsillo a cambio, por ejemplo, de una pulsera de oro, habitualmente de la abuela'. El precio lo fija a diario, en función de la cotización del metal en Londres, en torno a los 10 euros el gramo, y de la competencia. 'De lo más agresiva y desleal', avisa.

Las crisis económicas dejan tras de sí un amplio reguero de damnificados, pero también emergen numerosos beneficiarios: empresas y particulares para las que, en medio del vendaval económico, el viento sopla favorable. A la evidente lista de gestoras de recobros, aseguradoras y despachos especializados, se añaden también detectives privados, empresas de trabajo temporal, montes de piedad, prestamistas, negocios de azar y hasta morosólogos, expertos en gestionar el cobro de dinero pendiente de pago. Aunque nadie digiere bien una crisis, estos sectores sobrellevan el ayuno con estoicismo. Y, si no ganan, tampoco pierden.

Los montes de piedad esperan engordar su cartera en número y cuantía de préstamos

De media, 'su volumen de negocio creció un 10% durante el primer semestre del año 2008', calcula Pere Punch, profesor de Economía de Esade, un porcentaje que ratifican expertos y empresas consultadas. Más negocio significa también más trabajo: las empresas demandan nuevos profesionales para hacer frente a ingentes cantidades de trabajo. Las gestoras de cobro, negocio típico en tiempos de crisis, reconocen el aumento de demanda, pero también señalan que más volumen supone más beneficios. Habituadas a recuperar el 50% de la deuda que gestionan, sólo consiguen reintegrar a sus clientes un 20%.

Luis Salvaterra, presidente de Intrum Justicia, confirma este empeoramiento de los cobros. Con todo, la facturación de esta entidad mejoró un 20% en 2007 por el aumento de clientes. Crédito y Caución sitúa los primeros visos de desaceleración en el primer trimestre de 2008, 'cuando la morosidad comercial crecía ya el 68%', explican. Esta aseguradora de impagados marcó este año su récord de clientes en 79 años de historia: 300.000 asegurados. Por el lado de las tarifas, la compañía ha ido elevando los precios a medida que se recrudecía el recobro y el riesgo aumentaba.

Si en términos comerciales la demora era ya visible a principios de 2007, el agujero de los particulares no comenzó a destaparse hasta el primer semestre de este año. El índice de morosidad (créditos impagados) alcanzó en junio el 1,608%, su nivel más alto desde enero de 1999, según el Banco de España. En consecuencia, el teléfono de Pere J. Branchfield, el único morosólogo de España, según se autodenomina, no para de sonar. Las llamadas para reclamar sus servicios de asesoramiento y capacitación no cesan. Considerado uno de los mayores especialistas en recobro, anima a 'aprovechar la crisis para purgar anomalías'.

Los despachos especializados en procedimientos concursales están haciendo su particular, y literal, agosto. Mientras que los pequeños y medianos se ven obligados a rechazar casos, incapaces de atenderlos, los grandes hacen lo imposible por reforzar sus equipos. La empresa KPMG Abogados tramita 30 expedientes relacionados con la crisis, 'entre procedimientos concursales, posibles adquisiciones e impagos', enumera José Luis Corell, director de Reestructuraciones Corporativas.

Los distress funds (sociedades interesadas en activos con problemas) desembarcaron en España al calor de los últimos coletazos de la burbuja inmobiliaria, en 2007. Al desinflarse, GFKL (compradora de Multigestión), la noruega Aktiv Capital (con el 50% de Treym Consutling), la británica Cabot Capital (con el 20% de Gescobro) y los estadounidenses Goldman Sachs y Lehman Brothers han despuntado como las más activas adquiriendo impagados.

Legálitas admite, por su parte, haberse visto beneficiada por la incertidumbre de los ciudadanos y la sensación de inquietud derivada. La compañía recibió un 70% más de consultas por despido en 2008. Y, de hecho, ha convertido a la crisis en protagonista de su última campaña publicitaria, y asegura que funciona: 'Se experimentó un fuerte crecimiento del 52% en su facturación y del 37% en clientes nuevos en el primer semestre de 2008', informa Fernando Montenegro, director general de la compañía.

Muchos desempleados, con los tipos de interés disparados, las hipotecas por las nubes y la inflación en alza, han decidido tomar medidas por su cuenta y riesgo. Ahogados por este cóctel, unos optan por empeñar hasta el último recuerdo, mientras que otros prefieren encomendarse al azar. Los montes de piedad esperan mejorar su negocio un 10% gracias a la crisis, calculan desde la patronal que las agrupa. æpermil;sta también elevó un 12% el gasto en lotería online en el segundo trimestre de 2008, según Ventura24.com, portal especializado. Desde Loterías y Apuestas del Estado desmienten esa escalada que limitan a 'una leve subida del 3,3% hasta junio'. Y es que jugarse la hipoteca a un número no parece buen negocio.

A LA CAZA DE GANGAS

El desplome inmobiliario ha desencadenado una leve caída de precios que está siendo aprovechada, aunque todavía de forma tímida, por los inversores. En Estados Unidos, Foreclosure Bus Tour organiza giras por los Estados más castigados. A cambio de un tique de entre 45 y 92 dólares por día, los inversores visitan varias casas desahuciadas.

Una tarta con mala prensa y poco reparto

Detectives privados Julio Gómez, presidente de la Asociación de Detectives Privados de España, calcula 'un repunte del 25% en las investigaciones sobre bajas laborales', este primer semestre.

Intermediarios Se estima que más del 50% de los que pagan una hipoteca junto a otros créditos han consultado la posibilidad de reunificar los pagos para evitar sanciones por impago. Existen multitud de empresas especializadas en buscar esos productos.

Tecnológicas El morosólogo Pere J. Branchfield vislumbra 'un fructífero futuro para las compañías de software de gestión de deudas e impagos'.

Información comercial Las agencias especializadas en brindar información comercial y financiera sacando partido de las suspicacias entre socios.

'Factoring' Las empresas externalizan en compañías de factoring, que asumen el riesgo de insolvencia.