Bolsa

Los valores que más caen desde máximos

El deterioro económico aleja a los inversores. BME, Telecinco y Sacyr sufren las mayores caídas

En el mercado reina la desconfianza. Los riesgos están muy presentes y pocos inversores se atreven a apostar por la Bolsa con decisión. El panorama económico es muy incierto. Algo que refleja bien la caída del 28,46% que sufren de media los valores del Ibex desde los máximos que alcanzaron este ejercicio. Un descenso que anticipa una fuerte ralentización de los beneficios empresariales.

El deterioro del entorno económico en España, mucho más severo de lo esperado por el brusco parón del mercado inmobiliario, explica en buena medida el castigo. Una desconfianza que se ha visto agravada por la inestabilidad que ha generado la crisis crediticia desatada en EE UU y su impacto en el crecimiento económico mundial.

'A estas dificultades hay que sumar además que muchos sectores habían alcanzado precios excesivos tras años de bonanzas y compras apalancadas muy arriesgadas que no se penalizaron. En 2007 el entorno cambió mucho y empezó a afectar a las empresas más endeudadas', añade Paula Sampedro, de Link Securities. Por ello, la fuerte caída que han sufrido representantes del sector inmobiliario o constructor, entre los más penalizados, no sorprende a esta experta (ver cuadro).

La falta de liquidez en el sistema elimina uno de los motores del mercado al frenar la actividad empresarial característica de los últimos años

La banca, en pleno ojo del huracán, ha sido otro de los sectores que más desconfianza ha generado este año. Las entidades españolas, pese a evitar las compras de activos tóxicos, no han podido evitar las iras de los inversores y también están entre las más castigadas. La enorme exposición del sector español al crédito inmobiliario y constructor, unido al temor a una ralentización del negocio bancario ha alejado a los inversores llevando a representantes españoles como Bankinter (-45,32%) o Popular (-42,45%) a sufrir algunas de las mayores caídas del Ibex desde los máximos que marcaron en el año.

El mercado, además, apenas ha hecho distinciones y la gran banca, pese a su diversificación geográfica y la buena evolución del negocio este ejercicio, también sufre caídas de calado, aunque eso sí, algo menores que las de la banca mediana. BBVA pierde el 33,5% en el año y un 32,8% desde los máximos, mientras que Santander se deja el 21,5% en 2008 y un 20,42% desde el récord que alcanzó a comienzos de ejercicio.

La falta de liquidez en el sistema también se ha hecho sentir en la evolución de otros sectores. 'Muchos valores tenían un componente especulativo en sus precios ante la expectativa de que protagonizaran algún movimiento empresarial. Al desaparecer esa prima especulativa han caído con fuerza', comenta Javier Barrio, de BPI, para explicar el castigo de algunos representantes del sector eléctrico y bancario.

Lo cierto es que las dificultades de financiación han marcado un antes y un después. La práctica desaparición de las compras apalancadas y la reducción de la actividad empresarial en el terreno de las fusiones han eliminado uno de los motores del mercado en los últimos años. Los planes de Gas Natural por hacerse con Fenosa han convertido a la eléctrica en una de las pocas excepciones: sube el 12,68% en el año.

En el polo opuesto se encuentran BME, azotada un 57,2% desde máximos por la caída de los volúmenes de negociación y la llegada de nuevos competidores, mientras que Telecinco pierde el 49,8% por el miedo a una caída de la publicidad y una competencia feroz.

La buena noticia es que a pesar de que la criba ha afectado a todo tipo de valores sin excepción algunos sí han logrado capear el temporal con mayor dignidad. La empresa de hemoderivados Grifols es una clara excepción. La compañía gana el 30,29% en el año y desde máximos cae el 2,44%. 'Grifols conjuga dos características que muy pocas veces coinciden en una compañía: crecimiento y carácter defensivo. En un contexto como el actual, parece que una compañía de escasa dependencia de la economía española, operando en una industria de tremendo crecimiento, fuertemente consolidada y con clara capacidad para incrementar los precios, es una opción difícilmente rechazable', explica BPI.

Otra empresa que también ha aguantado bien este año es Gamesa. Pierde el 4% en el año y desde máximos retrocede el 14,77%. 'Es una compañía muy buena en un mercado con demanda estable, crecimiento y donde la capacidad de producción de los competidores es limitada', añade Barrio. Mapfre, con una subida del 7,97% en el año también se cuela entre las destacadas. 'Hizo muchas compras en 2006 y 2007 que empiezan a reflejarse en números y deberían seguir apoyando la cotización', explica Nuria Álvarez, de Renta 4.

Un repaso a los precios objetivos que maneja el consenso para los valores del Ibex 35 hace predecir rebotes de consistencia. El potencial de revalorización medio de los valores del Ibex estaría en el 35,57%%, según datos de Factset. Los analistas, sin embargo, se muestran cautos. No descartan rebajas de precios objetivos y avisan que la confianza tardará en regresar, al menos hasta que no se despeje el panorama macroeconómico.

LAS CIFRAS

-56,7% Es el porcentaje que pierde la acción de BME en lo que va de año, la peor del Ibex.

35% Representa el potencial de revalorización medio de los valores del Ibex, teniendo en cuenta los precios objetivos que maneja el consenso, según Facset.

30% Cifra que representa la mayor subida del Ibex en el año. Corresponde a la empresa de hemoderivados Grifols.