Telecomunicaciones

Telekom Austria se pone a tiro de compra de las grandes 'telecos' europeas

En Europa hay ganas de consolidación y Telekom Austria se ha declarado voluntaria para ser una de las consolidadas. Así lo aseguró ayer el consejero delegado del ex monopolio austriaco, Boris Nemsic, en una entrevista a la agencia Bloomberg. La compañía, señaló, está 'abierta' a una combinación con otra operadora para crear valor a los accionistas y expandirse.

'No lo veo como una amenaza, sino como una gran oportunidad de crecimiento y creación de valor', añadió.

Telekom Austria tiene como atractivo una fuerte presencia en su mercado local y la expansión que ha realizado en los últimos años en el sur de Europa. Tiene posiciones en la telefonía móvil de Croacia, Eslovenia, Bulgaria y Liechtenstein, y ahora le falta un socio con fondos para seguir su expansión.

Esta dimensión sería perfecta para cualquier operador europeo con ganas de complementar su presencia en el continente. France Télécom ya ha demostrado este deseo, con el intento de compra de TeliaSonera, pero no se puede descartar a Telefónica, a Deutsche Telekom o, incluso, a KPN, si decide dejar de ser un objetivo y gana tamaño para blindarse.

Telekom Austria tiene una capitalización de 6.260 millones y un 27,4% de su capital es del Estado.