Tragedia aérea en Barajas

Zapatero promete una investigación para aclarar las causas del accidente

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha prometido hoy que la investigación del accidente aéreo de ayer será exhaustiva y ha precisado que se investigarán todos los extremos para obtener unas "conclusiones clarificadoras de causas y circunstancias de la tragedia".

Zapatero ha hecho estas manifestaciones en el hospital Ramón y Cajal de Madrid, adonde ha acudido para visitar a los heridos del accidente del avión de Spanair ocurrido ayer en Barajas ingresados en este centro. Con anterioridad, el jefe del Ejecutivo se ha desplazado al hospital de La Paz para interesarse por el estado de los seis heridos ingresados en este centro sanitario.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Zapatero ha indicado que el Gobierno "velará con todos sus medios y garantizará todas las actuaciones" para que se conozcan las causas y las circunstancias de la tragedia, por el "derecho absoluto" de las familias y por el interés general del país para preservar la seguridad del tráfico aéreo.

Esta previsto que Zapatero presida en el Palacio de la Moncloa una reunión con los titulares de los ministerios implicados en los trabajos y en la investigación del accidente del avión.

Solidaridad con las víctimas

Instituciones, partidos políticos y ciudadanos se han solidarizado con las víctimas de la tragedia aérea de Barajas con concentraciones silenciosas, muestras de apoyo y envío de telegramas.

Los Reyes han acudido al aeropuerto para conocer los detalles del siniestro y posteriormente se han trasladado a IFEMA para consolar y arropar a los familiares de las víctimas.

A las 12.00 horas, numerosos puntos del país han acogido el respeto de los ciudadanos que han salido a las calles para guardar minutos de silencio en recuerdo a las 153 víctimas mortales y los 19 heridos que se encuentran ingresados en distintos hospitales madrileños.

La más numerosa se ha desarrollado en la madrileña Plaza de Cibeles, donde miembros de la corporación municipal de Madrid, la dirección del PP y la del PSM-PSOE, el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, y numerosos ciudadanos han guardado cinco minutos de un silencio sepulcral en señal de duelo.

Los ayuntamientos de Coslada, San Fernando de Henares y Torrejón de Ardoz, próximos al aeropuerto, también han registrado concentraciones silenciosas frente a las puertas de los consistorios, donde las banderas ondean a media asta.

En la propia T-4, centenares de pasajeros, trabajadores del aeropuerto y miembros de las Fuerzas de Seguridad y de Protección Civil han guardado tres minutos de silencio, así como en otras dependencias del aeropuerto.

A las muestras de condolencias recibidas desde que ocurrió el accidente, se han sumado hoy las de los gobiernos autonómicos del País Vasco y Canarias, la FEMP, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), los sindicatos UGT y CCOO, así como de IU.

Muestras de respeto desde el exterior

El primer ministro de Japón, Yasuo Fukuda, ha remitido un mensaje de pésame a Rodríguez Zapatero, en el que manifiesta su profunda tristeza por la pérdida "de numerosas y válidas vidas humanas" por el siniestro.

El secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, ha remitido telegramas de condolencia a varios miembros del Gobierno y autoridades madrileñas.

La Exposición Internacional de Zaragoza ha rendido homenaje a las víctimas con un minuto de silencio ante el pabellón que Canarias, destino al que se dirigía el avión siniestrado.

El presidente del Senado, Javier Rojo, ha lamentado la "desgracia" del accidente y ha transmitido la solidaridad, el cariño, la cercanía y el respeto de la Cámara Alta hacia los familiares de las víctimas.

En la misma línea se ha manifestado el presidente del Congreso, José Bono, quien ha deseado la pronta recuperación de los heridos.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha aprobado una declaración en la que traslada sus condolencias a las víctimas del accidente.

UGT y CCOO se han sumado al dolor de los familiares, se han solidarizado con los trabajadores de Spanair y han hecho un llamamiento para evitar especulaciones sobre las causas del siniestro.

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, ha pedido al Gobierno que acelere al máximo la investigación del accidente y que la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, acuda al Parlamento para explicar lo sucedido.

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, en un telegrama enviado a Rodríguez Zapatero, le trasmite sus condolencias y su pesar por la tragedia.

A las muestras de solidaridad y apoyo a las víctimas del siniestro aéreo se han sumado ayuntamientos como los de Vigo, Vitoria, Barcelona y otros municipios catalanes, Bilbao y Toledo, entre otros, así como los gobiernos canario y balear.

El piloto de Fórmula Uno, Fernando Alonso, ha declarado que todos los pilotos comparten el dolor que sufren las víctimas.