Crisis

Uno de cada cuatro brókeres contabiliza pérdidas hasta junio

El 25,4% de los brókeres españoles registró pérdidas entre enero y junio, debido a las caídas de la Bolsa y de los volúmenes de negociación. El beneficio agregado de todos los intermediarios retrocedió un 41,9%, hasta los 318,6 millones de euros.

De las 114 empresas que prestan servicios de inversión en España, 29 se vieron obligadas a apuntarse números rojos antes de impuestos al cierre del primer semestre, según las estadísticas publicadas ayer por la CNMV. El número casi se ha triplicado respecto a las 10 que registraron pérdidas en el mismo periodo del año pasado, y el porqué hay que buscarlo en la difícil situación que está atravesando la renta variable.

El Ibex 35 retrocedió un 20,66% en los seis primeros meses del año y el volumen de negociación en el parqué descendió un 18% respecto a 2007, debido a la huida generalizada del común de los inversores de todo lo que tenga que ver con la Bolsa.

Así, el importe de las comisiones netas de los intermediarios retrocedió un 25,5%, hasta los 457,6 millones de euros, una caída que afectó directamente a los beneficios agregados, que descendieron un 41,9%, hasta los 318,6 millones. Al mismo tiempo, el apartado de 'otras ganancias y pérdidas', que incluye, entre otras, las minusvalías por ventas o provisiones de la cartera permanente, registró unos números rojos de 221,9 millones, frente a las ganancias de 409,5 millones de 2007.

Las sociedades de valores -que pueden realizar operaciones en el mercado por cuenta propia y no sólo para terceros- ganaron 301,7 millones, un 37,4% menos, y nueve de ellas registraron pérdidas al cierre del primer semestre, cuando en el mismo mes del año pasado tan sólo una comunicó números rojos. Gaesco, que no volverá a operar en el mercado después de que sus negocios operativos fueran absorbidos por GVC, fue la que más dinero perdió, con números rojos de 33,2 millones de euros antes de impuestos.

Por su parte, el beneficio de las agencias de valores, que sólo pueden operar bajo el mandato de clientes, se hundió un 75,2%, hasta los 15,9 millones, y 16 finalizaron la primera mitad del año con resultados negativos.

El tercer tipo de empresas de servicios de inversión, las gestoras de cartera, más limitadas incluso que las agencias en sus facultades, vieron retroceder sus beneficios un 58,4%, de forma que sus resultados se situaron en un millón de euros.

El patrimonio gestionado baja un 21,2%

Hasta junio, los activos bajo gestión de las empresas de servicios de inversión retrocedieron un 21,2% respecto al cierre del mismo mes de 2007, hasta los 11.426,98 millones de euros. En cuanto a la negociación en Bolsa, Santander Investment obtuvo el primer puesto con una cuota del 11,55% en el volumen de contratación.