Aeropuertos

Ferrovial completa con éxito la refinanciación de la deuda de BAA por 16.866 millones

El gestor aeroportuario británico BAA, adquirido en 2006 por el grupo Ferrovial, ha completado con éxito la refinanciación de su deuda actual, por importe de 13.300 millones de libras -16.866 millones de euros al cambio actual- según informa la compañía a la CNMV.

Se trata de la financiación de estas características de mayor volumen jamás completada, y ¢asegura que BAA tiene la estructura financiera adecuada para implementar su ambicioso programa de inversiones para incrementar la capacidad aeroportuaria, construir nuevas instalaciones y proporcionar un mejor servicio a pasajeros y aerolíneas¢, según descató en un comunicado Colin Matthews, director ejecutivo de BAA.

¢El hecho de que una operación de este tamaño y complejidad se haya completado en los desafiantes mercados de crédito es una muestra de la fortaleza del negocio y la confianza de los mercados financieros en BAA y sus aeropuertos¢, añade.

En una de las financiaciones más complejas de este tipo, BAA pretende llegar a un acuerdo con las entidades bancarias Citigroup y el Royal Bank of Scotland para la reestructuración de obligaciones por 4.500 millones de libras (5.709 millones de euros), la concesión de un nuevo préstamo a largo plazo por 7.650 millones de libras (9.710 millones de euros) y fijar 1.000 millones de libras (1.269 millones de euros) para una nueva financiación de la deuda de los aeropuertos no designados del BAA, explica el diario.

El nuevo crédito se destinará en parte a cubrir el hueco dejado por el pago de los 4.750 millones de libras (6.030 millones de euros) que fue aplazado tras el estrechamiento del crédito.

La financiación a largo plazo del grupo BAA ha sido diseñada para permitir la disposición de alguno o más de sus aeropuertos regulados. De esta forma, los beneficios de cualquier venta tendrían que ser usados para reembolsar la deuda, antes de optar a una nueva facilidad para la refinanciación, en un proceso que se define en el sector como "una transacción única" en operaciones de este tipo.

El gestor aeroportuario británico ha dispuesto un total de 50 millones de libras (63,46 millones de euros) para la emisión de obligaciones, lo que permitirá al grupo financiarse en los mercados de obligaciones durante las décadas siguientes. Dichas obligaciones llevarán una calificación crediticia de "A -" o "BBB", que son más altas que su posición de deuda corriente actual para alcanzar así un coste de interés inferior, informa el diario británico.

Desinversiones en aeropuertos

La operación de refinanciación que prepara BAA coincide con el informe preliminar sobre el gestor aeroportuario que presentará hoy la Comisión de Competencia británica y en él previsiblemente obligará al grupo a deshacerse de algunos activos en Londres. Entre ellos, podría figurar el aeropuerto de Gatwick o Stansted, o incluso los dos, así como alguno de los aeropuertos escoceses, como ya adelantara el pasado sábado el presidente de BAA, Nigel Rudd, en declaraciones a la BBC.

En dichas desinversiones podrían estar interesados el grupo australiano Macquarie, el alemán Hochtief (participado por ACS), fondos soberanos de Oriente Próximo, Global Infrastructure Partners, Manchester Airport y el fondo de inversiones de GE-Credit Suisse, según la prensa local.

La culminación de la refinanciación de los fondos de BAA justo antes del anuncio esta semana de las conclusiones provisionales de la investigación de la Competencia británica permitirá al grupo afrontar esta situación en una mejor posición, tras haber "mejorado su estado". Sin embargo la decisión de la Comisión no será todavía vinculante, teniendo en cuenta que el informe definitivo no se hará público hasta diciembre.