Finanzas

La banca capta 120.000 millones en depósitos en la crisis financiera

Los depósitos a plazo son el producto de moda en 2008. Desde julio del año pasado -poco antes de que comenzara la crisis financiera-, las principales entidades bancarias españolas han captado más de 120.000 millones de euros con este tipo de productos y han logrado crecimientos superiores al 40% en la mayoría de los casos.

Las imposiciones a plazo fijo (IPF, como se conoce en el argot financiero) se han convertido en el activo estrella de los últimos 12 meses. La explicación de su éxito es doble. De un lado, benefician al cliente al ofrecerle una alta rentabilidad en un periodo turbulento para las Bolsas y de inflación creciente. De otro, permiten a las entidades bancarias captar fondos para financiar su crecimiento crediticio y así soslayar la falta de liquidez del mercado interbancario.

Las tasas de crecimiento registradas en este tipo de ahorros nunca se habían visto hasta la fecha. Grandes grupos como Popular, Caja Madrid o Banco Sabadell han registrado unos incrementos superiores al 60% respecto a las cifras de junio de 2007. Entre las 12 entidades financieras sondeadas por CincoDías la tasa media ha rozado el 40%.

El gancho de la rentabilidad es irresistible para los clientes. Mientras que en julio de 2007 el rendimiento medio de un depósito a un año era del 3,8% TAE, hoy por hoy son muchos los bancos y cajas que ofrecen remuneraciones anuales superiores al 6% TAE. Esto representa cerca de un puntomás que el euríbor a un año, el tipo de referencia para las hipotecas, que el viernes se situaba en el 5,3%.

La querencia por las IPF comenzó en 2006, coincidiendo con las primeras subidas del precio oficial del dinero por parte del Banco Central Europeo, pero es ahora cuando se está produciendo su máximo apogeo. La batalla por acaparar el pasivo de la clientela ha llevado a la banca tradicional a focalizar su oferta comercial en todo tipo de depósitos (cuentas de ahorro, estructurados y a plazos) y emplear técnicas de marketing reservadas hasta la fecha a la banca online.

Los primeros grupos financieros del país, Santander y BBVA, han sido dos claros exponentes de la apuesta por los depósitos. Entre uno y otro han cosechado 53.000 millones de euros en tan sólo 12 meses, al tiempo que veían cómo los activos de sus clientes en fondos de inversión y planes de pensiones caían con fuerza.

Entre las entidades con negocio puramente nacional, la tendencia hacia los IPF es aún mayor. Caja Madrid ha logrado aumentar los depósitos a plazo en 16.400millones (+67%), entre el 30 de junio de 2007 y el 30 de junio de 2008. Tan sólo con las campañas §Sentido y Sensibilidad§ y §Relájate y Disfruta§, la entidad presidida por Miguel Blesa ha sumado 8.900 millones de euros. Otras entidades con fuertes crecimientos son: Popular (+62%), Banco Sabadell (+72%) y Bancaja (+53%).

La contratación de IPF está cambiando la composición de las carteras de los ahorradores españoles. Según datos de Inverco, en el primer trimestre de 2008 los depósitos representaban el 37% del patrimonio financiero de las familias, frente a la cuota del 33,2% registrada un año atrás.

Las campañas de los 9.000 millones de Caja Madrid

Buen ejemplo de la nueva edad dorada de los depósitos a plazo es la estrategia de captación de Caja Madrid. La entidad de ahorro ha volcado gran parte de su capacidad comercial en dos campañas de atracción de pasivo. La primera ­denominada §Sentido y Sensibilidad§­ comenzó en septiembre de 2007 y, en seis meses, logró atraer 4.500 millones de euros. Tras el éxito de la misma, la caja dirigida por Miguel Blesa puso en marcha el depósito §Relájate y Disfruta§, que ofrece una rentabilidad del 5,1% TAE, con un plazo de 18 meses.

El producto, dirigido a captar dinero de terceras entidades o ahorro nuevo del cliente la entidad, ha captado desde mediados de febrero otros 4.400. En total, estas dos iniciativas comerciales han supuesto para Caja Madrid cerca de 9.000 millones de euros de nuevos fondos, además de la incorporación de 80.000 clientes procedentes de otras entidades. Tan sólo con la última promoción, el objetivo de captación para todo 2008 es de 10.000 millones de euros. Además, con las dos campañas el 93% de las personas que ya eran clientes de la caja han incrementado su posición global.

Otro de los hitos que ha logrado la acción comercial §Sentido y Sensibilidad§ ha sido el convertirse en un referente en el mundo de la publicidad. El mordaz anuncio de televisión, basado en el eslogan ¢cambia de banco sin perder a un amigo¢, logró el León de Oro en la última edición del festival internacional de publicidad de Cannes, los Oscar del mundo del marketing. El spot, que ganó en la categoría de productos y servicios financieros, fue premiado por modernizar las campañas en el sector bancario.