Mercados

La recogida de plusvalías coloca a la Bolsa por debajo del 12.000

La apertura negativa de Wall Street desalentó ayer al mercado, que optó por recoger beneficios tras las subidas del lunes y el viernes pasado. Al final, el Ibex cedió un 0,43% y terminó en 11.996,1 puntos.

La falta de noticias se dejó sentir ayer en el parqué, donde el volumen neto de negocio (excluidos bloques y operaciones especiales) fue de sólo 2.420 millones de euros. Puede parecer mucho dinero, pero, para hacerse una idea, la cifra no llega al 0,6% de la capitalización total del Ibex 35. Tras una tibia recuperación al mediodía, cuando el selectivo llegó a marcar 12.077,3 puntos, la apertura en rojo de Nueva York llevó a la Bolsa a terminar en 11.996,1 puntos, un retroceso del 0,43%, que deja el saldo anual en unas pérdidas acumuladas del 20,99%.

Como suele suceder en estas jornadas, saber acertar con el valor, marca la diferencia. Así, los inversores que apostaron por Prisa, empresa editora de CincoDías, terminaron el día con una revalorización del 15,82%; al mediodía, el avance llegó a ser del 27,6%. Pero hubo más valores ganadores: Indo, Sniace, Puleva Biotech, Avánzit y Vidrala subieron todos más de un 6%. Dentro del Ibex 35, que recoge a las empresas con más capitalización y liquidez, Telecinco mejoró un 3,18%; ACS, un 1,33% y Enagás, un 1,09%.

En claro contraste, Gamesa perdió un 6,27%; Iberia, muy cotizada desde su anuncio de fusión con British Airways, se dejó un 3,62% y Zeltia, otro valor que ha subido fuertemente en las últimas jornada, cayó un 3,61%.

Sólo cuatro valores del Ibex han dado réditos a los inversores en lo que se refiere al saldo anual. El mejor es Grifols, una empresa catalana especializada en derivados sanguíneos, que acumula una ganancia del 24,9% desde enero; le siguen la eléctrica Unión Fenosa (11,9%) y la aseguradora Mapfre (11,6%). En el otro lado, abundan las pérdidas, pero el principal castigo se lo lleva el propio administrador del parqué: Bolsas y Mercados Españoles baja un 50,7%.

Los descensos de la Bolsa española estuvieron en línea con los vividos en el mercado europeo. Así, el Euro Stoxx 50 retrocedió un 0,37%; el Footsie de Londres, un 0,13%; el Dax de Fráncfort, un 0,36% y el Cac de París, un 0,44%. En Wall Street, el ajuste sobre las perspectivas de beneficios de algunos bancos, castigó a la Bolsa estadounidense: el Dow Jones se depreció un 1,19%; el S&P 500, un 1,20% y el tecnológico Nasdaq, un 0,38%.

incertidumbre en el rumbo bursátil

Niveles técnicos. Los expertos ven los 12.500 puntos como un objetivo alcanzable a corto plazo.

Castigos. Los analistas consideran que los tres grandes valores del Ibex: Telefónica, Santander y BBVA ya están suficientemente penalizados.

Valoración. El Ibex tiene un ratio de PER de 9,5 veces y una rentabilidad media por dividendo del 4,45%. Más barato y rentable que el Euro Stoxx 50 o el Stoxx 600.

Crecimiento. Las malas perspectivas de crecimiento y el temor a una recesión afectan a la evolución bursátil.

Inflación. La presión del precio del petróleo está detrás del avance de la inflación, que en España ya supera el 5%, muy lejos del objetivo oficial del 2%.

Pinchazo inmobiliario. La crisis del sector inmobiliario, también tiene repercusiones internacionales. Los inversores extranjeros desconfían de los activos españoles.