Índice

Las empresas del S&P 500 reducen más del 20% su beneficio

Sólo el 10% de las empresas que forman parte del índice Standard & Poor's 500 quedan por publicar los resultados del segundo trimestre, y el balance es desalentador: los beneficios han caído el 22,1%, cuando al cierre del primer cuarto de año se esperaba un descenso inferior al 10%.

Hace un año que estalló la crisis crediticia, y un año llevan las empresas de Estados Unidos sometidas a drásticas reducciones del beneficio. A falta de que el 10% de las compañías del Standard & Poor's presente las cuentas del segundo trimestre, éstas arrojan un fuerte retroceso de los beneficios, el 22,1%, según datos de Thomson Reuters. Se trata del cuarto retroceso consecutivo, después de que el beneficio cayese el 4,5% en el tercer trimestre de 2007, un 25,1% en el cuarto y un 17,5% de enero a marzo de este ejercicio.

El sector financiero ha sido el principal responsable del descenso del resultado: los beneficios han caído el 94%. Pasó de ganar 61.000 millones en 2007 a 3.800 este año debido a los pésimos resultados en las empresas hipotecarias, en aseguradoras y en la banca de inversión. No obstante, la ralentización económica también ha castigado a las compañías de consumo cíclico, con un descenso del 57%.

La mayor parte de las empresas ha batido las expectativas a la hora de presentar cuentas, concretamente el 66%, según Thomson Reuters. Otro 10% ha respondido a las previsiones y un 24% ha decepcionado. No obstante, en términos agregados el volumen de resultados ha estado un 6,4% por debajo de las previsiones, también con el sector financiero como el que más ha decepcionado.

El consenso de mercado prevé una mejora en próximos trimestres

Además, las previsiones ya se habían rebajado en gran medida durante los últimos meses. A principios del trimestre el consenso de los analistas esperaba un descenso de los beneficios del 2%, muy inferior al que se ha registrado finalmente. Para los próximos trimestres, además, las empresas están adelantando malas noticias: 294 valores del S&P 500 han revisado a la baja sus previsiones para el trimestre el curso, y sólo 133 lo han hecho al alza. Con todo, la previsión de consenso actual es que, dado que el año pasado a estas alturas comenzaron las pérdidas ligadas a la crisis, los beneficios repunten un 6,4%. El mayor aumento llegaría en el cuarto trimestre del año; dado que en 2007 los beneficios se desplomaron el 25%, se espera que crezcan el 64% gracias a que el sector bancario parte de una base de beneficios muy baja.

De igual modo, el fuerte descenso de los resultados hace que, a pesar de la grave caída bursátil, la valoración bursátil en términos de beneficio no haya mejorado, sino al contrario: El resultado ha caído el 22% en 12 meses y el PER del Standard & Poor's ha bajado un 10% en este mismo periodo. El PER para los próximos 12 meses está en 12,9 veces.

Desplome del 94% en el sector financiero

El sector bancario es el principal responsable de la caída de los beneficios en las empresas del Standard & Poor's. Su resultado ha caído el 94% al pasar de un beneficio de 61.000 millones a uno de 3.800.

Empresas como Fannie Mae, Citi, AIG o Merrill Lynch han lastrado las cuentas: la hipotecaria pasó de ganar 1.900 millones a perder 2.300; AIG de ganar 3.000 a perder 5.300, Citi de ganar más de 6.000 a perder 2.500 y Merrill de ganar 2.100 a perder 4.600.

Para el próximo trimestre, las estimaciones apuntan un nuevo retroceso del beneficio en el sector bancario, del 32%. Las mayores amortizaciones por pérdidas en el mercado de crédito llegaron en el cuarto trimestre de 2008, cuando el sector entró en pérdidas. Por eso se prevé que de septiembre a enero el beneficio del conjunto del mercado crezca.

El sector de consumo cíclico también ha castigado las cuentas agregadas, en este caso por obra de General Motors. El gigante automovilístico sufrió un descomunal quebranto de 15.000 millones de dólares en el segundo trimestre del año. Pero en esta categoría también se incluyen las empresas vinculadas a la construcción de viviendas, que han perdido 1.100 millones de dólares. Aunque la pérdida es menor que hace un año, cuando ascendió a 1.900 millones.

La energía sigue siendo el sector con un mejor estado de salud dentro de las grandes empresas estadounidenses. Los beneficios crecen a un 18% impulsados por el sector petrolero. Compañías como Exxon Mobile han ganado 11.680 millones de dólares en tres meses, unos 130 millones cada día. Si se elimina este sector, las empresas del S&P 500 habría reducido beneficio un 30%.

Tecnología y consumo no cíclico resisten, de momento, la crisis, con subidas del 15%, con lo que prolongan la tendencia de trimestres previos.