Conflicto

BP cierra un oleoducto y un gasoducto en Georgia como medida de precaución

La petrolera británica BP informó hoy del cierre de un oleoducto y un gasoducto en Georgia como medida de precaución ante el conflicto que enfrenta a ese país con Rusia, aunque subrayó que ninguno de esos conductos ha sufrido daños. Georgia había acusado a Rusia de bombardear líneas de distribución de crudo en su territorio, si bien el Gobierno de Moscú ha negado ese extremo.

Un portavoz de BP confirmó hoy que sus expertos han inspeccionado el oleoducto y el gasoducto cerrados hoy y "no hay informes de ningún impacto en esas tuberías". Concretamente, la petrolera cerró el oleoducto Western Route Export Pipeline (WREP), de 830 kilómetros de longitud, que transporta 155.000 barriles diarios de petróleo desde Baku (Azerbayán) hasta el puerto georgiano de Supsa.

Asimismo, BP procedió al cierre del gasoducto South Caucasus Pipeline (SCP), de 692 kilómetros de longitud, que canaliza gas desde el Mar Caspio, a través de Georgia, hasta la frontera con Turquía. Tras efectuarse esos cierres, las opciones de exportación de crudo y gas de BP en la zona se reducen al puerto ruso de Novorosiisk, así como a los puertos georgianos de Batumi y Kuleva, todo ellos situados en el Mar Negro.