æscaron;ltima

Los técnicos de Hacienda se sienten 'desmotivados'

El 84% de estos funcionarios cree que no puede progresar en su trabajo, según el sindicato Gestha.

Las rencillas dentro de la Agencia Tributaria entre técnicos e inspectores afloran de nuevo. Los primeros reclaman las competencias y los sueldos de los segundos porque, en las condiciones actuales, 'el 84% de estos profesionales no se siente motivado ni animado en el desempeño de su trabajo'. æpermil;stas son las principales conclusiones de una encuesta entre 4.200 técnicos que Gestha, el sindicato de Técnicos Financieros del Ministerio de Hacienda, ha elaborado y que difundió en el día de ayer.

'El clima laboral no es bueno. La Agencia funciona como un sistema de castas, donde no es posible promocionarse laboralmente', asegura Jesús Montero, consejero de Gestha, que agrupa a casi 4.800 de los 8.000 técnicos en España. El colectivo afirma además que el fraude fiscal en España ha aumentado y que la economía sumergida del país equivale al 23% del PIB porque los inspectores son insuficientes para desarrollar el trabajo. Por ello, proponen habilitar a sus técnicos con la plena potestad para efectuar liquidaciones e inspecciones en empresas a las que ahora no tienen acceso, ya que sólo pueden actuar sobre microempresas y autónomos.

De los 8.000 subinspectores que hay en España, 6.000 pertenecen a la Agencia Tributaria y 2.000 se emplean en el Ministerio. Los problemas con el primer grupo se resolvieron, según fuentes cercanas a la Agencia Tributaria, en noviembre pasado cuando se pactó la creación de un Cuerpo Superior de Técnicos para éstos 6.000 con posibilidades de promoción y nuevas prácticas retributivas. Los 2.000 restantes han quedado fuera. 'El acuerdo con el personal de la Agencia se está desarrollando en la actualidad', señalaron estas fuentes.

El sindicato de funcionarios CSIF tilda el estudio de 'exagerado' y otros colectivos de Hacienda creen que Gestha busca un aumento salarial

Otros colectivos profesionales de la Agencia Tributaria, que prefieren no entrar en la polémica, consideran que las pretensiones de Gestha son principalmente salariales y niegan que se produzca un aumento del fraude o la economía sumergida por falta de personal en Hacienda.

'Son unos datos algo exagerados. Hay desmotivación, tanto en Hacienda como en el resto del funcionariado, pero no en los porcentajes que presenta Gestha', matiza Carlos García Bosquez, miembro del Comité Ejecutivo del sindicato de funcionarios CSI-CSIF.

Gestha ha denunciado en varias ocasiones, en su línea de enemistad con Hacienda, la incapacidad de la Agencia para hacer frente a todos los controles necesarios y ha criticado la falta de reconocimiento hacia su trabajo por parte del Ministerio, sobre todo en las aduanas, donde los técnicos desempeñan gran parte de sus funciones. Durante la investigación de las evasiones fiscales a Liechtenstein el pasado abril, Gestha denunció la 'lentitud' de la Agencia Tributaria y ésta le respondió que el sindicato desconocía 'el alcance real de la operación'. Y todavía quedan ejemplos más explícitos. La Agencia envió en mayo un comunicado desmintiendo que el 60% de los borradores de las declaraciones no se revisaran, como había denunciado Gestha, y en junio rectificó al sindicato cuando éste dijo que la campaña estaba colapsada.