Desinversión

La constructora Copcisa vende parte de sus parques eólicos en fase de promoción

Copcisa, la cuarta constructora de Cataluña por volumen de negocio, ha vendido parte de su red de parques eólicos, todos en promoción y en la zona de Tarragona, por un importe de 30 millones de euros.

La constructora Copcisa vende parte de sus parques eólicos en fase de promoción
La constructora Copcisa vende parte de sus parques eólicos en fase de promoción

El grupo catalán ha obtenido unas plusvalías de 25 millones por la desinversión en parques eólicos. Del citado importe total de 30 millones por la venta, otros cinco millones se han destinado a condonar la deuda generada por la propia promoción de esos centros de aerogeneradores. Copcisa cede 100 megavatios (MW) a uno de los grandes grupos eléctricos de España, cuya identidad no ha trascendido. La operación sólo está pendiente de la firma final.

Hasta ahora, la constructora impulsaba la puesta en marcha de tres parques eólicos, con una generación prevista de 300 MW y una inversión estimada de 500 millones.

Uno de los parques eólicos para los que Copcisa ha conseguido la autorización administrativa es el que tiene por ubicación la localidad de Biure, en la zona del Alt Empordá. Según anunciaron sus promotores, requerirá una inversión de 23 millones para instalar 11 aerogeneradores con una capacidad de 27,5 MW.

Copcisa recurrió para su financiación a la fórmula del proyect finance, donde las previsiones futuras de facturación del propio negocio sirven como aval del mismo. En el sector de la construcción, el grupo de la familia Carbonell ha optado por la formación de consorcios empresariales para afrontar en equipo los costes que generan las obras

Ramón Carbonell, consejero delegado de la constructora catalana, ha formado parte de la junta directiva de EolicCat, la asociación que impulsa la energía eólica en Cataluña. La comunidad está en el noveno puesto por capacidad instalada entre la docena de autonomías con aerogeneradores, en una clasificación liderada por Galicia.

Según los datos de EolicCat, Cataluña sólo aporta el 2,26% de la generación eólica de España. Tiene 14 parques eólicos en funcionamiento, con una capacidad de 342,4 MW. Otro medio centenar ya tienen la autorización administrativa para colocar aerogeneradores sobre el terreno, y en esta fase están los proyectos de Copcisa, para una generación futura de 1.527,75 MW. Por último, otros 25 centros de aerogeneradores (con un total de 711,65 MW) están en periodo de tramitación de los permisos correspondientes.

La venta de parque eólicos que son propiedad de las constructoras parece que se ha convertido en un recurso de financiación en este sector en los últimos meses.

En el caso del grupo vasco Urvasco fue mucho más. Supuso todo un balón de oxígeno a su balance, que antes de la desinversión sumaba créditos bancarios con un importe de 2.200 millones. La corporación presidida por Antón Iráculis vendió seis centros de aerogeneradores por 250 millones a la eléctrica alemana RWE. Consiguió plusvalías 170 millones por ceder 150 MW de parques que en este caso estaban en funcionamiento.

Un grupo familiar de obra pública que diversifica

La segunda generación de la familia Carbonell está a los mandos de Copcisa (ventas de 666 millones en 2007 con 1.872 trabajadores). Nacido en 1965 en Terrassa e históricamente centrado en la obra pública, el grupo ha optado en la etapa reciente por una estrategia de diversificación. 'Hay que estar en tres o cuatro actividades diferentes', ha manifestado Ramón Carbonell, uno de los tres hermanos que son los consejeros delegados del grupo. Además de dar el salto a la promoción inmobiliaria, Copcisa tiene una red de casi 20 gasolineras repartidas por Cataluña, Madrid y Murcia. También es accionista mayoritario de Factorenergía, una comercializadora de electricidad en el mercado liberalizado. Asimismo tiene negocios de alquiler de coches y proyectos en energía solar.